Adiós a los alquileres de renta antigua. ¿Qué pasa con los trabajadores de esos negocios?

Fin moratoria alquileres de renta antigua

El día 1 de enero de 2015 acaba la prórroga de los alquileres de renta antigua y habrá total libertad para que el arrendador y el arrendatario negocien un nuevo contrato, con el precio actualizado.

El cambio del alquiler va a implicar el cierre de muchos negocios históricos de nuestras ciudades. Pero, ¿qué puede pasar con los trabajadores de esos negocios? Veamos algunas de las posibilidades.


El fin de la renta antigua

El 31 de diciembre de 2014 es el último día de la prórroga que tenían los alquileres de renta antigua de los locales comerciales que se hubiesen firmado entre empresas y personas físicas antes del 9 de mayo de 1985.

Este fin de la prórroga afectará aproximadamente a 200.000 locales.  Se calcula que el 60% van a renegociar una subida razonable del alquiler y podrán continuar con la actividad, pero el resto, entre 75.000 y 80.000 negocios tendrán que dejar los locales, porque según los casos verán multiplicado por por 5 o por 10 el precio del alquiler, o directamente los caseros ni siquiera quieren negociar, haciendo imposible continuar con la actividad. Según fuentes del sector, pueden  verse afectados el 10% de los comerciantes minoristas.

Lamentablemente muchos negocios históricos de nuestras ciudades, van a tener que cerrar o cambiar de lugar, y dejar paso a nuevos negocios que sí que puedan hacer frente  a los nuevos alquileres.

 

 

¿Qué sucede con los trabajadores de esos negocios?

No se sabe cuántos trabajadores se verán afectados, pero los cálculos aproximados indican que entre 80.000 y 100.000 trabajadores se verán repercutidos directamente.

Además, muchos de estos negocios los llevan trabajadores autónomos , y se calcula que 40.000 tendrán que dejar su actividad.

No es posible saber que sucederá con cada uno de los trabajadores afectados, pero en la mayoría de los casos serán despedidos, cambiados de lugar de trabajo, verán suspendidos sus contratos, o serán subrogados por otras empresas.

 

Trabajadores despedidos

La mayoría de los negocios que tengan que dejar sus locales por no poder pagar los nuevos alquilares no podrán continuar con su actividad y tendrán que despedir a sus trabajadores.

Los empleadores podrán alegar causas productivas o de organización para realizar estos despidos. Aunque pierdan los alquileres por voluntad de un tercero, como puede ser el casero, o por el fin de la prórroga, no será causa de fuerza mayor, pero si lo que se conoce como causa objetiva”.

En empresas en las que se despidan a todos los trabajadores y sean 5 o menos, los trabajadores deberían ser despedidos de forma objetiva    recibiendo una indemnización de 20 días por año, y un preaviso de 15 días.

En los casos en que se tengan que despedir a más trabajadores, la empresa tendrá que hacer un Despido Colectivo, mediante un Expediente de Regulación de Empleo  . En este caso, con un procedimiento más largo que incluye un periodo de consultas entre empresa y trabajadores, la indemnización  también como mínimo de 20 días por año, salvo que se pacte una superior.

 

 

 

Otras opciones: la recolocación en diferentes centros de trabajo.

Algunas empresas de mayor tamaño podrán recolocar a los trabajadores en otros centros de trabajo que tengan abiertos, o alquilarán otro local en un lugar donde sí que puedan pagar el alquiler. Estos cambios también tendrán que estar fundamentados en causas organizativas y de producción.

En estos casos, pueden darse dos situaciones:

  • que el trabajador sea enviado a un centro de trabajo para el que no necesite cambiar de domicilio: será simplemente un cambio de centro de trabajo, dentro del mismo municipio normalmente, y continuará trabajando como hasta el momento, pero en otro lugar.
  • que el trabajador sea enviado a un centro de trabajo que implique un cambio de domicilio para poder ir a trabajar: en este caso será una movilidad geográfica.

 

¿ Y si otra empresa continúa con el mismo negocio?

Aunque es complicado que esto se produzca, puede que una nueva empresa decida que ella sí que puede asumir el gasto del nuevo alquiler y quiere continuar con la actividad del actual negocio.

En este caso, el negocio continúa, pero cambiando la empresa que lo gestiona. La nueva empresa tendrá que subrogar a los trabajadores, y quedando obligado a respetar los derechos y las obligaciones que tenía el anterior empresario. Es decir, el trabajador debe continuar trabajando, igual que antes, solo cambiando la empresa para quien lo hace.

En estos casos, tanto la empresa antigua como nueva tendrán que informar con antelación suficiente a los representantes de los trabajadores, o a los trabajadores directamente si no hay, de este cambio de empresario, indicando los motivos, la fecha prevista, y si habrá consecuencias para los trabajadores.

Además si alguna de las dos empresas va a cambiar alguna de las condiciones laborales tendrá que haber un periodo de consultas entre los trabajadores y la empresa, sobre estas medidas y sus consecuencias para los trabajadores.

Si el trabajador ve que el negocio continúa con una nueva empresa, pero a él le han despedido, deberá demandar por despido tanto a la antigua empresa como a la nueva.

 

Suspender los contratos hasta encontrar alguna alternativa

Puede darse la situación que la empresa esté buscando una solución para continuar con el negocio, pero aún no la ha encontrado aunque tenga que dejar el local el uno de enero. En estos casos la empresa puede decidir suspender los contratos de los trabajadores hasta alcanzar alguna opción viable, con el alquiler de un nuevo local o la renegociación con el propietario. Hasta que se reinicie su actividad, la empresa tendrá que hacer un ERE de suspensión, en el cual, durante los días que el trabajador vea suspendido su contrato de trabajo, mantendrá su cotización a la Seguridad Social por el 100% de la jornada, y además podrá pedir la prestación o el subsidio por desempleo.

Un problema complejo con difícil solución

Desde hace 20 años se conocía que la moratoria de los alquileres de renta antigua expiraba el 31 de diciembre de 2014.  Aunque se ha producido alguna iniciativa legislativa para intentar ampliarla, no ha tenido apoyo parlamentario suficiente. En este conflicto también se han considerado los intereses de los arrendadores de los inmuebles, porque si bien en algunos casos los locales pertenecen a grandes corporaciones, en otros se trata de modestos propietarios que durante años han percibido unas rentas muy por debajo de su valor real en el mercado de su local.

Con la apertura de nuevos negocios es cierto que también se crearán puestos de trabajo, pero el perfil de los que perderán el suyo (mayoritariamente mayores de 45 años), complica mucho su recolocación en el mercado laboral, además del incalculable patrimonio histórico que van a perder las grandes ciudades.  Ojalá encuentren una solución pactada de última hora.

Si quieres apoyar a los comercios tradicionales que aún sobreviven, acuérdate de ellos a la hora de hacer tus compras. 

 

© Un artículo de Jorge Danés y Oscar de las Heras, para citapreviainem.es 30/12/2014

Artículos relacionados


© Un artículo de Equipo de redacción. Actualizado el 26 de septiembre de 2016
 
Citapreviainem no es una web oficial ni depende de ninguna administración pública. Se trata de un foro gestionado por colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre con las disposiciones publicadas en los Boletines Oficiales, los Servicios Públicos de Empleo o con su asesor legal.

 

8 comentarios en “Adiós a los alquileres de renta antigua. ¿Qué pasa con los trabajadores de esos negocios?

  1. Buenos días, tengo 53 años y llevo casi tres en el paro, he agotado la prestación por desempleo. En mi vida laboral he cotizado a la seguridad social algo más de 8 años. Actualmente estoy cobrando la RAI. Cuando cumpla los 55 años, ¿tendré derecho al subsidio para mayores de 55 años?
    Gracias

    • Buenas tardes, lamentablemente no podrá, ya que uno de los requisitos de esta ayuda es haber cotizado al menos 15 años, y además hay que agotar la prestación o el subsidio por desempleo teniendo 55 años o más y la RAI es una ayuda extraordinaria, no un subsidio, y no…  [ ] La respuesta completa se comunica al lector por email (ref. 91350)

  2. Buenos días, Me dirijo a ustedes presentando mi situacion.
    Soy varón de 56 años, cotizados 29 años, desde hace siete años estoy parado,ya termine mi subsidio,y tampoco percibo ninguna ayuda,soy divorciado sin personas a mi cargo pero con sentencia de tener que entregar a mi ex una pension vitalicia. Mi pregunta es saber ¿Tengo derecho a alguna prestacion?

    • Buenos días, si no ha cotizado en los últimos 7 años es complicado que pueda acceder a alguna ayuda, pero dependerá de que ayudas ha pedido antes, cuando las ha agotado…Por lo que le recomiendo que lea el artículo sobre > ayudas para desempleados (+ info) donde podrá…  [ ] La respuesta completa se comunica al lector por email (ref. 90279)

  3. Buenas noches,
    Me he tenido que dar de baja de autónomos porque llevaba más de un año con pérdidas. Estoy divorciada y con dos niñas. La situación es insostenible. ¿No hay ningún tipo de ayuda que pueda solicitar?
    Agradezco vuestra información, estoy un poco desesperada. GRACIAS

    • Buenos días. En el sistema actual los autónomos que se dan de baja únicamente tienen derecho a una especie del paro, la llamada “prestación por cese de actividad” (+info) si cotizaron por ella cuando estuvieron dados de alta, ya que es una cotización voluntaria. En el resto de…  [ ] La respuesta completa se comunica al lector por email (ref. 74509)

 

Comentarios y Consultas

Recuerde que esta página es independiente. No es una web oficial y no tiene relación con los Servicios Públicos de Empleo.

La dirección de email no será publicada, sirve para avisarle cuando haya respuestas a su comentario.

Se responden únicamente comentarios generales y dudas básicas referidas al artículo publicado, no consultas particulares.

* Al enviar su comentario acepta las normas de uso y privacidad (+info).