La baja laboral por depresión

Baja laboral por depresión
 
 

Las bajas médicas no solo son por enfermedades físicas, también psicológicas, como la depresión.

Analizamos los datos y dudas más frecuentes sobre la baja por depresión.

La depresión en el ámbito laboral

Según los informes ¹ publicados por la Organización Internacional del Trabajo, la depresión es un trastorno mental común que a nivel mundial afecta a más de 350 millones de personas y que en el ámbito laboral frecuentemente está asociado al estrés en el trabajo.

En Europa, el coste estimado de la depresión relacionada con el trabajo es de 617 billones de euros anuales, que incluyen el coste para los empleadores del absentismo y el presentismo (272 billones de euros), la pérdida de la productividad (242 billones de euros), los costes para la sanidad pública (63 billones de euros) y los costes de las indemnizaciones por discapacidad de la seguridad social (39 billones de euros).

Otros estudios ² que analizan la depresión en el ámbito del trabajo, señalan que en España los trastornos mentales suponen ya la segunda causa de baja por incapacidad temporal.

La depresión en el ámbito del trabajo representa una de las primeras causas de pérdida de productividad, absentismo laboral, incremento de accidentes laborales, utilización de los servicios de salud y jubilación anticipada.

 

Síntomas de la depresión

Casi todas las personas, antes o después, de forma grave o leve pasan por una situación de depresión. Esta depresión suele manifestarse como una profunda tristeza, continuo abatimiento, falta de ánimo o de fuerza, así como de ganas de hacer cosas. El origen de esta depresión puede venir de cualquier circunstancias, un problema familiar, el fallecimiento de un ser querido, la falta de motivación o metas personales,… pero también puede venir asociado al trabajo, por problemas con los compañeros, con los jefes, por situaciones de estrés laboral, por falta de reconocimiento de los méritos, etc.


 

 
 

Alguno de los síntomas de una posible depresión son: tristeza continua, desmotivación generalizada, o focalizada en una situación, normalmente el origen de esa depresión, falta de concentración, estrés o ansiedad, falta de energía y cansancio tanto físico como anímico general, irritabilidad, falta de ganas de socializar.

En caso de tener estos síntomas es recomendable acudir al médico para que diagnostique la situación, vea si puede ser un caso de depresión,  y en tal caso comenzar un proceso para recuperarse. Una depresión no tiene que ser vista de forma negativa, es una enfermedad, y como enfermedad que es debe de ser tratada.
 

¿Puedo ser dado de baja por estar deprimido?

Sí. La depresión puede ser un motivo para que un trabajador sea dado de baja laboral. El motivo puede ser que debido a la depresión el trabajador no pueda desarrollar sus funciones profesionales, o bien que el trabajar impide la recuperación de la salud psicológica del trabajador. En ambos casos el trabajador puede ser dado de baja para que recupere su salud y supere la depresión.

Muchas veces una depresión no es vista como un impedimento real para trabajar, ya que físicamente se está apto, pero las enfermedades psicológicas también tienen que ser tenidas en cuenta y consideradas a la hora de pensar en la recuperación de la salud.
 

¿Cómo se pide una baja por depresión?

Dependerá del origen de la depresión. Si el origen es una situación de la vida privada del trabajador, entonces la baja la dará el médico de la Seguridad Social, y será una baja por contingencias comunes .

En cambio si el origen son circunstancias relativas al trabajo, la baja la debe dar el médico de la Mutua y será una baja por contingencias profesionales.
 

Duración máxima de una baja por depresión

Las depresiones suelen ser una situación cuya recuperación no es rápida. Una baja laboral es una Incapacidad Temporal cuya duración máxima normalmente es de 365 días . En circunstancias excepcionales,  aún superando el año, si se prevé una recuperación en los siguientes meses puede alargarse 180 días más.  Al finalizar el tiempo máximo el trabajador será dado de alta o bien será propuesto para pasar una Tribunal Médico para estudiar si puede pasar a una situación de Incapacidad Permanente.
 

¿Cuándo se cobra durante la baja por depresión?

Dependerá del origen de la baja:

  • Si la baja es por contingencias comunes: los primeros 3 días no se cobra nada. A partir del 4º día hasta el 20º se cobra el 60% de la base reguladora, y a partir del 21º día el 75%.
  • Si la baja es por contingencias profesionales: se cobra el 75% de la base reguladora desde el día siguiente a la baja.
  • La base reguladora dependerá de la base de cotización por contingencias comunes o profesionales (dependiendo del caso) del mes anterior a la baja.
     

    La depresión, ¿puede ser enfermedad profesional en algunos sectores?

    Un trabajador puede ser dado de baja por una depresión que tenga un origen en el trabajo: por demasiado trabajo, por hostigamiento por parte de jefes o compañeros, por falta de reconocimiento, por falta de pago del salario, o por otras muchas situaciones.

    En este caso será una baja por contingencias profesionales. No será una baja por una enfermedad profesional al no estar la depresión dentro del listado de este tipo de enfermedades, pero sí que será una baja por accidente de trabajo , ya que, aunque no sea un enfermedad profesional, sí que es una enfermedad derivada del trabajo y entonces se asimila a un accidente laboral.
     

    Depresión por acoso o mobbing

    Una depresión puede derivarse de una situación de acoso laboral, y asimismo la depresión puede ser uno de los síntomas para detectar o demostrar el acoso que se sufre. Ante esta situación es conveniente actuarque el médico declare la baja como una contingencia profesional y que elabore un informe médico al respecto.
     

    Preguntas frecuentes sobre la baja por depresión

     

    ¿Puedo viajar estando de baja por depresión?

    Estando de baja hay que realizar todas las acciones necesarias para poder recuperar la salud, y abstenerse de realizar cualquier conducta que pueda retrasar esa recuperación. Normalmente para enfermedades físicas viajar puede ser contrario para la sanación, pero en el caso específico de las enfermedades psicológicas puede ser beneficioso, y algunos médicos incluso lo recomiendan, al poner distancia con la causa de la depresión, por lo que en el caso de querer viajar lo recomendable es acudir al médico que esté llevando la baja y consultar sobre la posibilidad del viaje. En el caso de que lo autorice, será mejor que emita un informe en el que conste que el viaje está autorizado. De esta forma se evitarán tener problemas en el caso de que la empresa considere que se están realizando acciones contrarias a la recuperación.
    Si la Mutua está llevando un control también de la baja, es recomendable informar a la Mutua igualmente y llevar copia del informe.
     

    ¿Tiene el trabajador derecho a no ser contactado por la empresa durante la baja?

    El trabajador, durante la baja tiene la obligación de hacer todo lo posible para recuperarse. Al estar de baja no tiene por qué contestar llamadas de teléfono, ni correos electrónicos , ni otras comunicaciones por parte de la empresa, sobre todo es importante cuando la depresión viene originada por el trabajo, ya que este contacto puede ser contraproducente y evitar que el trabajador recupere su salud.

    En el caso de bajas que no sean derivadas del trabajo, es mejor mantener algún lazo con los jefes y compañeros para facilitar la reincorporación cuando se reciba el alta, estar al tanto de posibles cambios, continuar con las amistades que se puedan tener, etc.
     

    ¿Te pueden despedir estando de baja por depresión?

    Actualmente un trabajador puede ser despedido estando de baja, pero no puede ser despedido por estar de baja. Es decir, que si el motivo real del despido no tiene nada que ver con la baja, el trabajador podrá ser despedido. Por ejemplo una empresa que hace un ERE y despide a 200 trabajadores, entre los que está un trabajador que está de baja. O un trabajador que roba en su empresa y al día siguiente le dan la baja, podrá ser despedido disciplinariamente .

    En cambio, si el motivo real y que subyace en el despido es el estar de baja, el despido puede ser declarado improcedente en el caso de ser impugnado.
     

    ¿Se puede acabar mi contrato temporal estando de baja?

    Un contrato temporal que llega al final de su vigencia, por acabarse la obra o servicio, por reincorporación de la persona sustituida, o por el fin de la eventualidad y podrá acabarse aunque el trabajador esté de baja. En ese caso seguirá cobrando la baja a pesar de haberse acabado el contrato.
     

    Bajas por depresión cuando la empresa no paga

    Una causa común de depresión provocada por el trabajo es cuando la empresa no paga las nóminas o las paga con retraso. Los trabajadores ven que se acumulan las deudas, que llegan facturas, que no pueden mantener a su familia y la empresa sigue sin pagar. En esos casos es normal que un trabajador caiga en una depresión.

    Si el trabajador es dado de baja y ha reclamado a la empresa las cantidades adeudadas o incluso ha pedido la ruptura del contrato por las deudas, podrá acudir a la Mutua para pedir que le pague directamente la prestación por incapacidad temporal, sin que la empresa haga de intermediario. De esta forma, el trabajador podrá tener unos ingresos directos, lo que puede aliviar la situación tanto económica como de salud.



    ¿La empresa sabrá que mi baja es por depresión?

    No, en el parte médico de baja que entrega el trabajador a la empresa no viene indicada la enfermedad que se tiene, por lo que  la empresa no sabe el motivo de la baja. Y el trabajador no tiene porqué indicar el motivo a la empresa si no quiere.

    Un trabajador estando de baja puede ser llamado para pasar las revisiones que sean necesarias, tanto por el médico de la Seguridad Social como de la Mutua, dependiendo de los casos.

    Es muy importante acudir a cada una de ellas, ya que en el caso de no hacerlo puede implicar perder la prestación. Por lo que es aconsejable apuntar las citas en calendarios, agendas, móviles, apuntarlo en la nevera, avisar a familiares… para evitar a toda costa no ir.
     

    Presiones para pedir el alta por parte de la empresa

    Los trabajadores de baja, en ocasiones tienen presiones por parte de la empresa para que pidan el alta voluntaria y se reincorporen a trabajar.Esta actuación empresarial no es legal y el trabajador se puede negar a coger el alta médica, ya que la baja y el alta deben de regirse por criterios médicos, por estar recuperado de la depresión.

    En el caso de que la empresa haga estas presiones por escrito (correos, SMS, Whatsapp…) el trabajador puede guardarlos. Igualmente si es a través de llamadas o conversaciones telefónicas, puede grabarlas . Si el trabajador sea sancionado o despedido por no aceptar coger el alta, podría ser declarado nulo (+ info).
     

    ¿Puedo trabajar aunque sea en otras actividades estando de baja?

    No. A veces las empresas piden a los trabajadores, a pesar de que están de baja, que hagan trabajos desde casa, no considerando que la depresión de verdad sea una enfermedad por la que el trabajador tenga que estar de baja. Pero un trabajador que está de baja no debe ni puede trabajar. En caso de hacerlo, puede implicar incluso perder la prestación que se está recibiendo.

    Obviamente siempre hay que matizar, una cosa es que llamen de la empresa para pedir el teléfono de un proveedor, por ejemplo, que solo tiene el trabajador que está de baja y se dé el teléfono, y otra cosa es que se llame para que gestione todo un contrato con ese proveedor.
     

    ¿Puede la empresa hacer algo por no creerse mi depresión? ¿Puede controlarme durante mi baja?

    En ocasiones las empresas pueden dudar sobre la veracidad de este tipo de bajas, ya que junto a los casos reales también se pueden dar situaciones de picaresca por parte de los trabajadores, que buscan una baja fraudulenta y encuentran en la depresión una causa que en muchas ocasiones no es fácil de diagnosticar, como se reconoce incluso en informes de las asociaciones de consumidores. En todo caso, recordamos que las empresas no son quienes deben de indicar si se está de baja o no, ya que está ha sido dada por un médico, según criterios médicos.

    A pesar de eso hay casos en los que las empresas piden al trabajador que pase por los propios médicos de la empresa para comprobar el estado de salud. El trabajador no tiene la obligación de acudir a esas revisiones (solo lo son las de la Seguridad Social y los de la Mutua). Aunque en este caso en el caso de que la empresa está complementando la prestación, se pueden perder estos complementos.

    En otros casos hay empresas que llegan a contratar a detectives para que investiguen y sigan a un trabajador de baja. Esta medida es muy polémica y debe de verse si es proporcional o no y si la empresa tiene indicios de que el trabajador está fingiendo la baja o no. Además es especialmente delicado si la vigilancia es en lugares privados. Y siempre hay que tener en cuenta que la depresión no es como el resto de enfermedades y que muchas veces incluso los médicos recomiendan que se haga vida normal, lo que implica salir a la calle, relacionarse, etc.
     
    En determinados casos, los tribunales admiten como prueba los informes proporcionados por detectives contratados por la empresa cuando se trata de demostrar la mala fe y el fraude por parte del trabajador. Como ejemplo, la Sentencia 113/2012 del TSJ Islas Baleares, de 7 de marzo de 2012, en la que el Tribunal admite como procedente el despido de un conductor que se encontraba en situación de baja por depresión. Con el informe del detective se declaró probado que mientras permanecía de baja, el trabajador “ha conducido un vehículo automóvil provisto de remolque por vías urbanas y se ha ocupado de manera habitual de la alimentación y cuidado de los caballos de su finca a la que acudía con su vehículo.” Todo ello contrasta con lo que el trabajador había indicado a su médico de atención primaria, en el sentido de que, siendo conductor profesional, tenía miedo de conducir por la posibilidad de tener un accidente.

     

    Sectores con mayor depresión laboral

    Hay muchos sectores cuyos trabajadores sufren depresión laboral, pero depende muchas veces tanto del trabajador como de la empresa y el sector donde se trabaje.

    El sector del telemarketing o call-center tiene uno de los índices de bajas laborales más altos, muchas debidas a los altos niveles de estrés y ansiedad, derivados del gran número de llamadas que se tienen que hacer y recibir, que en muchas ocasiones acaban en situaciones de depresión.

    En la enseñanza es común situaciones de desmotivación, sobre todo en profesores que llevan más años en la profesión, donde pierden las ganas de enseñar, lo que unido con los recortes pueden hacer que caigan es estas de depresión.

    Igualmente en la sanidad, la acumulación de pacientes y la falta de medios por los recortes, puede hacer que el estrés y la ansiedad se disparen, provocando bajas prolongadas por depresión.
     
    Y de forma común a todos los sectores, se dan casos de depresión en los trabajadores que acumulan  trabajos temporales debido a la incertidumbre de la duración del trabajo, de la falta de derechos, y la  precariedad de los nuevos contratos.

    Más información:
     
    ¹ Informe OIT  “Estrés en el trabajo: un reto colectivo” (abril 2016)
    ² Castellón Leal E, et al. “El abordaje de la depresión en el ámbito del trabajo: recomendaciones clave”. Psiq Biol. 2016
    Folletos informativos sobre la depresión. Organización Mundial de la Salud 
     
    Un artículo de Jorge Danés y Oscar de las Heras
     
    Otros artículos que te pueden interesar
     
    “Cómo actuar ante el acoso laboral (Mobbing)”
    “10 Consejos ante un despido”



    © Un artículo de Equipo de redacción. Actualizado el 22 de Enero de 2017
     

     

     
    Citapreviainem no es una web oficial ni depende de ninguna administración pública. Se trata de un foro gestionado por colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre con las disposiciones publicadas en los Boletines Oficiales, los Servicios Públicos de Empleo o con su asesor legal.

     

    Hay 6 comentarios en “La baja laboral por depresión

    1. Hola buenos días.Soy empleada de hogar están a punto de darme la baja por depresión ya que el trabajo ha acrecentado mi estado y estoy con estres ansiedad y crisis de pánico,he tenido caidas al ir al trabajo x que es un ambiente nocivo y es el foco de mi depresión.hace tres años q trabajo ahí y pago el máximo en la seguridad social.Trabajo desde los 14 años he sido el padre de familia y hasta ayer seguía trabajando pero la médico me dío un día para pensar por q el trabajo influye demasiado en mi estado.
      No he tenido vacaciones me esguice los tobillos y no di la baja.luego vovi a esguinzarme y se me rompio el tendon de la pierna a causa de exseso de trabajo y del estres que llevo..hice q me remplazaran y volvi a trabajar al mes.Jamas me he dado de baja tengo 15 años cotizados jamas pedí una ayuda al estado.Es mi primer baja médica y no tengo a nadie q me ayude economicamente.¿La seguridad social cuanto me ayudia en mi caso? Gracias Espero su respuesta.atte.

      • Hola, dependerá del tipo de baja que le hayan dado, y lo puede ver en el parte de baja. Si es por enfermedad común, los primeros 3 días no se cobran, a partir del 4 día se cobra el 60% de la base reguladora, que depende directamente de las cotizaciones,…  [ ] Se responde al lector por email (ref. 123454)

    2. Hola buenos días.
      Desde hace 4 años estoy trabajando como empleada del hogar interna cuidando de una señora mayor muy dependiente. Mi salario desde el primer día hasta fecha de hoy es de 723,86€ mensuales con pagas extras incluidas, fuera de nomina por cada festivo trabajado me entrega 30€ y por cada fin de semana trabajado 75€ (digamos que estos pagos son en negro).
      Por favor ¿podrían indicarme cual debería de ser mi sueldo actual según el nuevo convenio del 2017?¿Pueden incluirme en mi sueldo los fines de semana y festivos?

      • Buenas tardes. En este artículo (+info) explicamos que el sueldo debe ser cómo mínimo el del Salario Mínimo Interprofesional. De ahí en adelante depende de la negociación entre el empleado de hogar y el cabeza de familia. Desde luego, cobrar en negro fines de semana y festivos es una…  [ ] Se responde al lector por email (ref. 122234)

    3. Buenas tardes.

      Acabo de leer en su artículo “En cambio si el origen son circunstancias relativas al trabajo, la baja la debe dar el médico de la Mutua y será una baja por contingencias profesionales” y yo pensaba que las bajas, ya sean por temas comunes o laborales, la daban siempre los médicos de la seguridad social.

      Entonces…¿bajas y altas por contingencias comunes las dan los médicos de la SS y bajas y altas por contingencias profesionales los de las Mutuas?

      Un saludo!

     

    Comentarios

    Esta página es independiente. No es una web oficial y no tiene relación con los Servicios Públicos de Empleo.

    * Al enviar su comentario acepta las condiciones de uso y privacidad (+info).