La empresa no me deja entrar a trabajar ¿qué hago?

La empresa no me deja entrar a trabajar
 

 

 

En ocasiones las empresas no dejan entrar al trabajador a su puesto de trabajo cuando hay un conflicto, o simplemente le dicen que se vaya a casa, pero sin despedirle ni darle ningún documento.

¿ Qué hay que hacer en estos casos? Veamos una serie de consejos prácticos.

La empresa no me deja incorporarme a trabajar. ¿Qué puedo hacer?

 

 
A veces las empresas, cuando están preparando el despido, la sanción, o el cambio de centro de trabajo, no dejan que un trabajador se incorpore a su puesto, aunque el trabajador no haya recibido ninguna comunicación que le diga que no tiene que ir a trabajar. Veamos algunos ejemplos reales:

La empresa de María la va a despedir  por la mañana, pero aún no han preparado todos los papeles. María llega a trabajar, pero en la puerta del centro de trabajo le dicen que no puede entrar, aunque no la han despedido aún.

Pablo acude a su centro de trabajo y no le dejan entrar, la empresa dice que le ha enviado un burofax con una carta de sanción, en la cual le sancionan con la suspensión de empleo y sueldo durante 5 días y ese es el primer día de sanción. Pablo no ha recibido ningún burofax, y no sabe si es verdad si la empresa lo ha enviado o no.

La empresa de Ricardo quiere cambiarle de centro de trabajo y mandarle a uno lejos de su casa. La empresa le propuso acordar el cambio, pero Ricardo no lo acepto. Al día siguiente Ricardo acude a su centro de trabajo pero no le dejan entrar porque dicen que tiene que ir al nuevo centro.

Leticia acude al centro de trabajo y está cerrado, aunque los jefes están dentro. No puede entrar y no sabe por qué, ya que no ha recibido ninguna comunicación. 

 


Qué hacer cuando no puedo acceder a mi puesto de trabajo
 
Veamos algunos consejos:

 

 
 
  • Si el trabajador sospecha que esta situación se puede dar al ir a incorporarse al trabajo, lo mejor que puede hacer es pedir a alguna persona que acuda con él al centro de trabajo, como testigo. De esta forma, si no le dejan entrar, habrá un testigo que pueda certificar esta situación. Es conveniente que el testigo no sea familiar o la pareja, ya que como testigos serán más parciales, pero en caso de que ningún amigo pueda, es mejor ir con un familiar que ir sin testigos.
  • Intente grabar la conversación. Una vez que se llegue al centro de trabajo y algún empleado o superior jerárquico le indique que no puede entrar, la mejor opción es intentar grabarlo como prueba. Actualmente casi todos los móviles tienen grabadora o se puede descargar una aplicación para ello.
  • Es conveniente pedir por escrito la prohibición de entrar al centro de trabajo y el motivo. En la práctica las empresas no lo dan nunca, pero en el caso de que lo den por escrito ya se sabrá el motivo, y se podrá actuar en consecuencia. Antes de firmar estas comunicaciones es necesario pedir una copia con la que quedarse, que tenga el sello de la empresa o la firma del empresario, y en la copia de la empresa hay que poner “no conforme”, la fecha, y por último la firma. Sin copia y sin poner “no conforme” y la fecha, no se debe de firmar.
  • Nunca hay que perder la calma, ni dar motivos para que la empresa sancione o tome alguna medida disciplinaria. En esos momentos es posible llamar a la policía municipal e indicar que se está intentando acceder al puesto de trabajo y que la empresa no está permitiendo el acceso, sin haber recibido ninguna carta o documento por escrito que indique que ya no se es trabajador de la empresa o que no se tiene derecho a acudir a trabajar. Si la policía puede acudir y levanta un atestado de la situación, es conveniente pedir el número del atestado o acudir posteriormente a la comisaría para obtenerlo.
  • Si la empresa se niega a dar por escrito al trabajador la orden de que no puede entrar y sigue sin dejar entrar al trabajador, entonces es conveniente acudir a Correos y mandar un burofax, en el que se describa la situación que se ha dado y dejar clara la intención de acudir a trabajar, pero que se ha denegado la entrada, y que se pide que se aclare la situación en el plazo de 24 horas. Con este burofax dejamos constancia de que se ha acudido a trabajar y de que no existe voluntad de faltar al trabajo, para evitar ser sancionado o que se considere una baja voluntaria por abandonar el puesto.
  • Compruebe si sigue dado de alta. En estas situaciones es conveniente pedir la vida laboral para comprobar que se sigue de alta en la Seguridad Social. En caso de que la empresa haya dado de baja al trabajador sin notificarle nada, es posible que estemos ante un despido tácito.
  • Si no se notifica al trabajador otra cosa, al día siguiente tendrá que volver a puesto de trabajo, y si la empresa sigue sin dejarle incorporarse al puesto de trabajo habrá que repetir todos estos pasos nuevamente.

Luego dependerá de lo que haya dicho la empresa, si justifica el motivo por el que el trabajador no puede acudir al puesto de trabajo, se deberá actuar según la situación concreta. En caso de duda, al ser una situación atípica, es conveniente buscar asesoramiento profesional.
 


 

Durante la jornada, la empresa me ordena que deje mi puesto de trabajo

 
En otras ocasiones, aunque más escasas, la empresa le dice al trabajador en su propio puesto de trabajo, que lo deje y que se vaya. Pueden ser ejemplos como los que hemos visto antes, en los que la empresa no ha llegado a evitar que entre el trabajador. Ejemplos:

Manuel llega a su trabajo, va al vestuario, se cambia, y cuando está colocándose en su puesto llega el gerente y le dice que qué hace ahí, si no tenía que haber ido a trabajar, pero Manuel no ha recibido ninguna comunicación que le diga eso. El gerente le dice que se cambie de nuevo y que se vaya a casa.

Javier está en su mesa de trabajo, y llega un superior jerárquico y le dice que se vaya a su casa, que ya le informarán de su futuro.

Mercedes es obligada a abandonar la empresa, diciendo que no vuelva, pero no ha recibido carta de despido ni ningún otro documento.

Qué hacer si me dicen que abandone el lugar de trabajo

Los consejos son parecidos a cuando no te dejan entrar a trabajar:

  • Pedir por escrito la orden que se ha dado. Casi siempre las empresas realizan estas órdenes de forma verbal, de esta forma el trabajador no tiene forma de justificar el motivo por el que se abandonado el puesto. Para evitar sanciones o incluso el despido es conveniente pedir la orden por escrito, aunque casi ninguna se dará.
  • Grabar la conversación, para demostrar la situación, ante la falta de ordenes por escrito.
  • Buscar testigos. Aunque normalmente los compañeros de trabajo no son buenos testigos, por miedo a testificar en contra de la empresa en un posible juicio, es conveniente intentar que la situación pase delante de testigos. En un futuro es posible que sean necesarios y que sí quieran testificar.
  • Obviamente, sin una orden por escrito no se debe de abandonar el puesto de trabajo, pero en el caso de que físicamente le obliguen a salir del centro, es conveniente llamar a la policía, igual que en el caso de no poder entrar al llegar.
  • Confirmar la situación de alta o baja en Seguridad Social.  Para ello puede pedir la vida laboral, para comprobar si se está ante un despido tácito.
  • Enviar un burofax a la empresa, en el caso de que finalmente se haya tenido que abandonar el puesto de trabajo por haber sido echado físicamente. Habrá que detallar lo sucedido, que no se tenía la voluntad de dejar el puesto pero que se ha visto obligado, y que se solicita que en el plazo de 24 horas se explique la situación.
  • Si no se recibe contestación al burofax y no se tiene una orden por escrito que impida acudir al día siguiente a trabajar, habrá que ir de nuevo al centro.

Si se recibe contestación, la forma de actuar dependerá de la situación concreta, si es un despido, una sanción, etc, ya que cada situación requiere una actuación diferente. En cualquier caso y como comentábamos en anteriormente, es recomendable acudir a un abogado laboralista.
 
Otros artículos relacionados:
 
El despido verbal
Al volver de vacaciones la empresa ha echado el cierre
¿Me pueden despedir por falta de asistencia al trabajo?
La empresa me ha dado de baja voluntaria

 

Un artículo de Jorge Danés

Abogado laboralista. Asesor y redactor en la sección de Derecho Laboral

Si te ha parecido interesante, comparte este artículo en tus redes sociales
Citapreviainem no es una web oficial ni depende de ninguna administración pública. Se trata de un foro gestionado por colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre con las disposiciones publicadas en los Boletines Oficiales (legislación española), los Servicios Públicos de Empleo o con su asesor legal.

 

Hay 2 comentarios en “La empresa no me deja entrar a trabajar ¿qué hago?

  1. muy srs ,les importaria enviarme a mi correo la tabla salarial del metal de la provincia de alicante,pues por mas que busco en internet , no logro sacarla o por lo menos no me parece que es lo que busco.les contare que soy tecnico electricista y quisiera saber lo que cobraria un electricista en alicante segun convenio ,muchas gracias y un saludo.

    • Hola, por lo que he podido comprobar el Convenio vigente es el que se publicó en 2013 con vigencia hasta el 31 de diciembre de 2016. Dicho convenio indica que si llegada dicha fecha no se ha aprobado otro convenio que se mantendrá ese convenio, por lo que tendrá que…  [ ] Se responde al lector por email (ref. 134430)

 

Comentarios

Esta página es independiente. No es una web oficial y no tiene relación con los Servicios Públicos de Empleo.

* Al enviar su comentario acepta las condiciones de uso y privacidad (+info).