¿Eres resiliente? Supera el estrés en tu trabajo

La resiliencia en el trabajo

El estrés en el día a día es cada vez más común, tanto en el ámbito laboral como personal. Esto ha dado lugar a una forma de ser o una capacidad; la resiliencia.


 

Ahora bien, ¿qué es la resiliencia?

Esta palabra tiene sus inicios en la física, definiendo cómo la modificación de un cuerpo no impide que vuelva a su forma original. Así evolucionó para llegar a definir la capacidad de adaptabilidad de las personas y de superación al cambio.

La segunda definición a contemplar es la ofrecida por la Real Academia Española, que recoge este significado desde hace unos años:

“Resiliencia;  capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos.”

 

En lo que se refiere a las personas, se ha dado a conocer este término para referirse a la capacidad de superación. En el ámbito laboral se busca fortalecer las capacidades y cualidades que fomenten la resiliencia en las personas.  Respondiendo a la pregunta planteada en el título de este artículo ” Eres resiliente? “ la respuesta es que lo seas o no, todo el mundo puede llegar a serlo.

 

 

La resiliencia es una cualidad que se genera por el cambio constante en las personas, por las experiencias, los problemas, las superaciones, los retos y la forma de sobrellevar todo lo que ocurra a tu alrededor, convirtiéndote en alguien fuerte y positivo.

Cada persona reacciona de una manera ante un problema, las personas que deciden y buscan una solución siendo positivas y aprendiendo de ello son las que se consideran resilientes.

 

 ¿Por qué es importante la resiliencia en el ámbito laboral?

Las empresas, los psicólogos y los expertos en recursos humanos, han ido viendo cómo se generaba un cambio con el paso de los años en el modelo de negocio. La salud de los trabajadores cobraba importancia frente al aumento del estrés, la depresión u otras situaciones de tensión en los puestos de trabajo.

Se han aumentado las medidas de conciliación laboral, la flexibilidad horaria y se fomenta el trabajo en equipo y las relaciones interprofesionales. Bien es cierto que aun así existen muchas situaciones que pueden conllevar un peso psicológico y que hay que saber afrontar. Es aquí donde se demuestra la resiliencia.

La resiliencia se fomenta desde las empresas también mediante varias posibles prácticas como las  expuestas a continuación.

  • Fomentar el diálogo entre trabajadores y empresarios o responsables. Si se otorga al trabajador la posibilidad de opinar y de presentar propuestas de mejora, la escucha puede hacer que su compromiso sea mayor.
  • Habilitar espacios de descanso, donde los trabajadores puedan relajarse y volver al trabajo con más energía.
  • Supervisar los espacios de trabajo, que los trabajadores dispongan de los materiales adecuados, la luz y lo necesario para realizar de la mejor forma posible el trabajo.

 

¿Cuáles son las capacidades que se deben desarrollar para ser resiliente?

 
Laboralmente hay cualidades que hay que fomentar para poder superar la presión, el estrés o simplemente el malestar laboral. Vamos a describir varias, aunque la lista puede ser inmensa ya que cada pequeño detalle tiene la opción de hacerte aprender algo que genere una nueva cualidad a la hora de afrontar a un problema.

  • Como trabajador debes tener confianza en lo que haces. Hay que tener en cuenta que si uno no tiene confianza en sí mismo y en su capacidad para desempeñar el trabajo y aprender, no tienen por qué tenerla los demás.
  • Relajación. Para hacer frente a los contratiempos laborales es importante no ponerse nervioso. Realizar un estudio de las diferentes opciones para resolverlo o para adaptarse a él y tomarte los descansos que necesites ayudará a pensar con más claridad.
  • Optimizar el tiempo. Encuentra la forma de trabajar que te resulte más productiva y útil.
  • Buen ambiente laboral. Siendo positivo y adaptándote a los cambios promueves un buen ambiente en el trabajo, relajado y resolutivo, lo que también repercutirá en tu salud y en tu vida personal.
  • Superación. Independientemente de los obstáculos que aparezcan, hay que buscar soluciones y la forma de mejorar el trabajo y la productividad del mismo. Plantearte retos también hará que mejores y que tu confianza aumente.
  • Concentración. A veces lo más difícil es concentrarse, pero para dar solución al trabajo es necesario focalizar la atención. Si es necesario, despeja tu lugar de trabajo, la posición de los objetos, visualiza un espacio que fomente tu concentración.

Cómo se puede observar, el punto de encuentro entre una persona resiliente y una que no lo es tanto radica en la capacidad de resolución y en el modo de hacerlo.

 

Entonces, ¿la resiliencia se puede aprender?

 
La resiliencia, recordamos, es por una parte la capacidad de superación y por otra, la resolución positiva y lo que se obtiene de esa experiencia. Siendo así, y teniendo en cuenta que la resiliencia aparece en cada momento y ámbito de la vida en el que aparece un conflicto, es posible aprender y modificar la forma de afrontar los siguientes.

 

 

En conclusión, ser resiliente es aprender de los problemas y buscar una solución de forma saludable y positiva y frente a las adversidades hay dos opciones, aprender de ellas o ser superado por la situación.
 


© Un artículo de Estefanía García Martín. Actualizado el 3 de agosto de 2016
 
Citapreviainem no es una web oficial ni depende de ninguna administración pública. Se trata de un foro gestionado por colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre con las disposiciones publicadas en los Boletines Oficiales, los Servicios Públicos de Empleo o con su asesor legal.

 

 

Comentarios y Consultas

Recuerde que esta página es independiente. No es una web oficial y no tiene relación con los Servicios Públicos de Empleo.

La dirección de email no será publicada, sirve para avisarle cuando haya respuestas a su comentario.

Se responden únicamente comentarios generales y dudas básicas referidas al artículo publicado, no consultas particulares.

* Al enviar su comentario acepta las normas de uso y privacidad (+info).