Las pagas extraordinarias

El derecho a pagas extraordinarias

¿Cuándo se tiene derecho a las pagas extra? ¿cotizan también a la Seguridad Social? ¿hay que cobrarlas en el finiquito y en la indemnización? ¿puede la empresa prorratearlas en la nómina?
Respondemos a las preguntas más frecuentes sobre las pagas extraordinarias.


 

El derecho a recibir las pagas extra de navidad y verano

 
Las pagas o gratificaciones extraordinarias son un derecho reconocido en el Estatuto de los Trabajadores (art. .31):

“El trabajador tiene derecho a dos gratificaciones extraordinarias al año, una de ellas con ocasión de las fiestas de Navidad y la otra en el mes que se fije por convenio colectivo o por acuerdo entre el empresario y los representantes legales de los trabajadores. Igualmente se fijará por convenio colectivo la cuantía de tales gratificaciones.

No obstante, podrá acordarse en convenio colectivo que las gratificaciones extraordinarias se prorrateen en las doce mensualidades.”

Vemos por lo tanto que los trabajadores tienen derecho a cobrar 2 pagas extra al año, como mínimo. Una de ellas necesariamente tiene que pagarse en Navidad y es habitual que los Convenios Colectivos establezcan que se reciba entre el 20 y el 25 del mes de diciembre.

La otra paga extra se recibirá en en el momento indicado en el Convenio Colectivo o cuando se acuerde entre la empresa y los representantes de los trabajadores. Suele ser la que se llama “paga de verano”, ya que normalmente está pactado que se recibe a finales de junio o de julio, antes del periodo de vacaciones. Aunque ya pocos Convenios Colectivos lo hacen, se pueden establecer más pagas extra además de estas dos pagas obligatorias.

 

 

 

¿Cómo se genera el derecho a las pagas extra?

El derecho a las pagas extra se genera por cada día que se trabaja. Pero hay dos formas de computar este devengo:

  • Pagas extra anuales. Son aquellas en las que se empieza a generar el derecho a la paga extra de verano desde que se cobra la anterior paga extra de verano, e igualmente con la de navidades. Es decir, el 30 de junio de 2016 se recibe la paga extra de verano correspondiente al periodo entre el 1 de julio 2015 y el 30 de junio de 2016, y a partir del 1 de julio de 2016 se empieza a generar el derecho a la siguiente paga extra de verano.
  • Pagas extra semestrales: Se empieza a generar el derecho a la paga extra desde que se cobra la anterior, con independencia de si era la de navidades o verano. Es decir, el 20 de diciembre de 2016 se recibe la paga de navidades, correspondiente al periodo entre 30 de junio de 2016 (momento en el que se recibió la paga de verano) y el 20 de diciembre de 2016, y el 21 de diciembre de 2016 ya se empezaría a generar el derecho a la paga de verano de 2017.

Si no se indica nada, el devengo suele ser anual. En casos de subrogación de trabajadores la jurisprudencia ha indicado que la nueva empresa tiene que respetar el tipo de devengo de pagas extra de los trabajadores subrogadas y que no puede cambiar de semestral a anual si esto supone un perjuicio para el trabajador.

Hay que tener en cuenta que durante el tiempo que se está de baja médica (Incapacidad Temporal), al no estar recibiendo salario, no se genera derecho a la paga extra, salvo que por acuerdo o por Convenio se establezca lo contrario. Por lo tanto y como norma general, si el trabajador está de baja 1 mes recibirá la paga extra reducida en la parte proporcional.

 

Las pagas extra prorrateadas en la nómina

Como se ha dicho las pagas extra se tienen que recibir en dos veces, pero en los Convenios Colectivos se puede establecer que se prorrateen, de modo que en vez de recibirlas en verano y en navidades,  sa cobren poco a poco cada mes. De este modo, en lugar de recibirse 14 pagas al año, se reciben tan solo 12, pero con el porcentaje incrementado mensualmente. Por ejemplo, si una persona tiene una nómina de 1.000 euros al mes, con dos pagas extra, en lugar de recibir 14 pagas de 1.000 euros, puede recibir 12 pagas de 1.166 euros, que incluyen ya las pagas extraordinarias en su parte proporcional.

El prorrateo no puede ser decidido solo por la empresa, tiene que ser acordado, o que se haya pactado en el Convenio dar al empresario la posibilidad de decidir prorratear o no.  Hay incluso algunos convenios colectivos que prohiben expresamente el prorrateo de las pagas extra. En estos casos si la empresa las prorratea puede plantearse una denuncia ante la Inspección de Trabajo. En algunos los casos en los que no se ha pactado el prorrateo o esté prohibido y la empresa lo haga, se puede reclamar la paga extra como si no se hubiese cobrado, y considerar el pago prorrateado como plus recibido mensualmente.

 

¿Cuánto se tiene que cobrar?

La cuantía de las pagas extra dependerá de lo indicado en el Convenio Colectivo o en el acuerdo entre empresa y representantes de los trabajadores, pero nunca puede ser inferior al salario base mensual, ni al salario mínimo interprofesional.

Normalmente los Convenios dejan fuera los pluses que se pagan según el puesto que se tiene en la empresa y los complementos extrasalariales, como el plus transporte.

Por ejemplo el Convenio Colectivo del Sector de Comercio e Industria de Confitería, Pastelería, Repostería, Bollería y Platos Cocinados de la Comunidad de Madrid (pdf)  , establece que las pagas extra se compondrán del salario base más el plus por antigüedad. Algunos Convenios en cambio establecen directamente la cuantía a pagar como paga extra para cada grupo o categoría profesional, como por ejemplo el de Construcción de Madrid (pdf)  .

 

Cotización y tributación de las pagas extra

Las pagas extra cotizan de forma prorrateada, aunque no se reciban de forma prorrateada. Es decir que las cotizaciones de las nóminas mensuales se hacen teniendo en cuenta las pagas extra prorrateadas, por lo que mes a mes se cotiza un poco más por las pagas extra.  Si se consulta la nómina y no se tienen las pagas extra prorrateadas se verá que la cuantía devengada en la nómina mensual no se corresponde con la cuantía por la que se cotiza, ya que la cuantía de la cotización tiene las pagas prorrateadas.

 

 

Ejemplo:

Mario tiene una nómina de 1.000 euros que recibe en 14 mensualidades. En las 12 mensualidades normales no cotiza por esos 1.000 euros, si no que cotiza por 1.166,66 (1.000*14/12) ya que cotiza como si las pagas estuvieran prorrateadas.

En cambio las pagas extra sí que tienen retención del IRPF, como el resto de mensualidades. Así, cuando se recibe la paga extra, la empresa únicamente tendrá que deducir esta retención, pero no las cotizaciones, que ha ido aplicando mensualmente. En el caso de que lo haga, habría que reclamar y revisar las cotizaciones que lleva a cabo la empresa.

 

¿Están cubiertas las pagas extraordinarias por el FOGASA?

El Fondo de Garantía Salarial cubre los salarios impagados de los trabajadores cuando la empresa es insolvente o está en concurso. Cubre los salarios con sus pagas extra, pero con el límite de hasta 120 días de salario.

 

Las pagas extra se deben cobrar en el finiquito

Cuando un trabajador que no tiene las pagas extra prorrateadas cesa en el trabajo, suele tener pendiente recibirlas, ya que hasta que no las cobra hasta junio o diciembre. Si ha sido despedido o se terminó la relación laboral antes de recibir las pagas, el trabajador tiene derecho a recibirlas  en proporción al tiempo trabajado hasta el momento del despido. Para más información se puede ver el artículo sobre las pagas extra en el finiquito.

 

Las pagas extra de las empleadas de hogar

Las empleadas de hogar también tienen derecho a recibir pagas extra, siempre que trabaje a tiempo completo o trabaje a tiempo parcial durante más de 120 días.

La cuantía será la que se pacte, pero tiene que alcanzarse como mínimo el salario mínimo interprofesional en cómputo anual, si se trabaja a tiempo completo, o en proporción si se hace a tiempo parcial. Es decir que si el salario mínimo interprofesional en 2016 en cómputo anual es de 9.172,80 euros, la empleada de hogar al año con las pagas extra tiene que alcanzar esa cifra.

Ejemplo:

Marga trabaja como empleada de hogar y cobra 800 euros al mes, y además tiene pactadas por pagas extra de 400 euros cada una. En total al año recibe 10.400 euros. Al ser una cantidad superior a 9.172,80, estarán bien pactadas las pagas extra.

Si en cambio cobrase 700 euros al mes y pactase unas pagas extra de 100 euros, en total al año recibiría 8.600. No llegaría al tope mínimo, por lo que las pagas extra tendrían que ser superiores hasta alcanzar los 9.172,80 euros.

 

Las pagas de marzo o pagas de beneficios

Algunos Convenios Colectivos tiene pactada una tercera paga extra, que suele llamarse “de marzo”, ya que suele pagarse en ese mes, o “de beneficios”, aunque no necesariamente tenga que ver con los beneficios de la empresa. La cuantía, la fecha de pago y el devengo dependerán de lo pactado en el Convenio o entre la empresa y los representantes de los trabajadores.

Por ejemplo el Convenio Colectivo de Agencias de Viajes (art. 40) , establece dos pagas más, además de las de verano y Navidad. Algunas de estas pagas de beneficios, suelen depender de la consecución de objetivos anuales, por Convenio Colectivo puede establecerse que solo se reciben si en el momento de realizar el pago se está dentro de la empresa. Por lo que puede darse el caso de una paga extra de beneficios que se general durante todo el año 2015, pero que se pague el 30 de marzo del 2016, y si el trabajador trabaja todo el 2015 pero deja la empresa el 20 de febrero de 2016, no recibirá esta paga.

 

¿Cómo se reclaman las pagas extra?

Si la empresa no paga las pagas extra o no las paga correctamente se podrán reclamar presentando una papeleta de conciliación como primer paso y luego acudiendo al Juzgado de lo Social.

El plazo para reclamar las cantidades impagadas por la empresa es de un año desde el momento en el que la empresa tuvo que abonarlas. Si la paga no está prorrateada se tiene un año a contar desde el día de junio o diciembre que se pagan. Si en cambio están prorrateadas y no se paga esa parte prorrateada, se tienen un año desde que se recibió o se debió recibir esa mensualidad.

Ejemplos:

  1. Pablo no tiene las pagas prorrateadas. La empresa le dice que la cosa está muy mal y que no le van a pagar la paga extra de verano y que ya verán si se la pueden pagar más adelante. Lleva el 30 de junio de 2015, momento de recibir la paga extra y efectivamente la empresa no le paga. Pablo tiene hasta junio de 2016 para reclamarla.
  2. Santiago tiene las pagas prorrateadas. Tendría que recibir todos los meses 250 euros por la paga prorrateada además de su salario mensual. Pero llega el mes de enero de 2015 y solo recibe como paga prorrateada 100 euros. Y en el mes de febrero de 2015 igual. Por lo que tendrá hasta enero de 2016 para reclamar por la nómina de enero de 2015 y hasta febrero de 2016 para reclamar la nómina de febrero de 2015.

 
Referencia legal: Art. 31 del Estatuto de los Trabajadores


© Un artículo de Jorge Danés, abogado laboralista. Actualizado el 11 de mayo de 2016
 
Citapreviainem no es una web oficial ni depende de ninguna administración pública. Se trata de un foro gestionado por colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre con las disposiciones publicadas en los Boletines Oficiales, los Servicios Públicos de Empleo o con su asesor legal.

 

21 comentarios en “Las pagas extraordinarias

  1. Buenas, he pactado una bajada de mi salario base a partir del día 1 porque la empresa esta teniendo problemas de liquidez, mi pregunta es ¿ también me bajaran la gratificaciones extraordinarias que tengo prorrateadas en nomina?¿o eso ya empezaría con el nuevo año?

    • No se lo lo puedo aclarar sin ver el contrato, el tipo de gratificaciones y el convenio colectivo que sea de aplicación. Dependerá de todo eso. Por ejemplo, si las gratificaciones van en un porcentaje del salario base y el salario también se ha reducido, habría que recalcularlas de forma…  [ ] La respuesta completa se comunica al lector por email (ref. 112962)

  2. Buenas tardes,
    Llevo 4 meses trabajando para una empresa con dos contratos temporales distintos. Actualmente tengo prorrogado el segundo contrato por 3 meses más. Los primeros meses cobré las extras prorrateadas, pero apartir de la prorrogación me han dicho que ya no me las prorratean más y que las cobraré cuando toque. Eso se puede hacer con un contrato temporal sin que haya habido acuerdo previo?

    • Habría que analizar su contrato y cómo se ha regulado el cobro de las pagas extraordinarias, en el contrato mismo o en su defecto, en el convenio colectivo de aplicación en su empresa.  [ ] La respuesta completa se comunica al lector por email (ref. 110453)

  3. Buenas noches,
    Mi caso es el siguiente, yo llevo trabajando desde octubre del 2015 en una empresa 15 horas a la semana. El contrato es de auxiliar. En junio del 2016 me lo cambiaron a licenciada y también por 15 horas semanales. El 15 de septiembre se me acabó el contrato. Nadie me dijo nada de las pagas extras y yo no las reclamé porque no se si tengo derecho a ella o no.
    Gracias

    • Hola, tener tiene derecho a 2 pagas extra, pero mire en su > nómina (+ info) si las tenía prorrateadas, es decir que con cada nómina iba recibiendo parte de las pagas extra. Si no, podrá > reclamar (+ info) la de verano de 2016 y la de…  [ ] La respuesta completa se comunica al lector por email (ref. 108865)

  4. Hola mi pregunta es por que yo cobro un plus tóxico penoso lo tengo consolidado en nómina y en la paga dicen que no m corresponde me podríais aclarar esto por favor ayuda

    • Hola, habría que estudiar la situación concreta, el > Convenio Colectivo (+ info) para ver como regula ese plus y si es consolidable, o si está ligado a un puesto o unas funciones concretas, si sigue haciendo esas funciones. No le puedo indicar sin un estudio concreto de sus…  [ ] La respuesta completa se comunica al lector por email (ref. 107442)

      • Hola si continuo haciendo el mismo trabajo y en las nóminas de cada mes si se m paga lo único es que la empresa dice que en la paga no m corresponde y yo pienso que si me exigen que les abone el dinero y m han fijado las cantidades hasta ahora mismo lo estaban pagando mi convenio es el de limpieza edificios y locales de Catalunya pero ahí no e encontrado respuesta trabajo en una química limpiando material de laboratorio tengo q usar mascarilla

      • Hola, sería necesario un estudio concreto del Convenio Colectivo o de la jurisprudencia, si existe, al respecto. Sin este estudio concreto no le puedo indicar si la empresa tiene que pagarle ese plus en las pagas extra o no. Le recomiendo que en vez de ver en el Convenio lo que indica sobre el plus de toxicidad, mire a ver qué indica respecto de las pagas extra, para ver si indica qué por qué conceptos está compuesta.

    • Usted ha enviado ya más de siete consultas. Lea las condiciones de uso, porque el asesoramiento gratuito tiene un límite razonable. Si quiere recibir asesoramiento profesional bajo presupuesto, no tiene más que indicarlo. Un saludo  [ ] La respuesta completa se comunica al lector por email (ref. 102437)

  5. Buenas tardes, estoy cobrando el subsidio de 55 años. En Septiembre de 2015 doné una casa a mi hijo, ahora al hacer la renta me vienen unas ganancias patrimoniales que superarian el tope permitido para seguir cobrando el subsidio. Me podria informar si las donaciones cuentan para computar las rentas familiares ? … Ya que yo no he recibido, al ser una donación ninguna remuneración por ello, pero si me ha costado algunos miles de euros al declarar la donación en la renta de este año.

    Saludos

  6. Buenas noches,

    El día 31.07.2015 la empresa me dio de baja. Antes estaba trabajando en otra empresa y me di yo de baja voluntaria. En total tengo 6 meses cotizados.
    El día 02.09.2015 empeze una beca y la voy terminar al final de julio 2016.
    Mi pregunta es si con la situación que le he introducido arriba tengo derecho de la ayuda económica?
    En casi que si, tendría que a pedir la cita en 15 días después de mi beca? Tendría que presentar el certificado de la empresa, donde trabaje hasta el día 31.07.2015?

    Simplemente quería añadir que en mi beca estoy cotizando en G.C. 7.

    GRACIAS.

  7. Hola buenos días me han concedido hace quince días la ayuda para mayores de 55 años tengo un fondo de inversión con 30000 euros y un fondo de pensión con otros 30000 como me afecta este dinero de cara a la ayuda me lo computan al 3,50% o cuando lo rescate me computan los intereses producidos muchas gracias

  8. En definitiva, y afortunadamente, no somos “sólo” racionales, también somos “afectivos” (¿irracionales?) y más los mediterráneos. A menudo (¿demasiado a menudo?) “somos como niños grandes” y probablemente eso SEA BUENO para nuestro equilibrio personal y social. Un saludo.

  9. Gracias. Clarificador artículo. Si se me permite un comentario un tanto banal pero “serio” en el fondo.
    El 24/12/1944, en la España de la autarquía, se publicó en el BOE una Orden Ministerial por la que se disponía que se pagara “al personal de industrias no reglamentadas una gratificación equivalente a la retribución de una semana para solemnizar las fiestas de Navidad.”
    En el BOE del 9/12/1945, apenas un año después, esta gratificación se estableció “con carácter general e indefinido”. Se institucionalizaba así el “aguinaldo navideño”, tal y como se hizo posteriormente con la famosa “paga del 18 de julio”, que se estableció en 1947 con la finalidad expresa de que todos los trabajadores pudiesen “celebrar adecuadamente la Fiesta de Exaltación del Trabajo” (que no se celebraba el primero de mayo sino en el aniversario del golpe de Estado de 1936).
    Ambas gratificaciones “galdosianas” se incorporaron progresivamente a nuestros USOS Y COSTUMBRES, adaptándose su cuantía a la cambiante realidad económica. Durante la Transición, la paga del 18 de julio fue desplazada al mes de junio (“la pada de verano”). El artículo 31 del Estatuto de los Trabajadores de 1980 lo contempla expresamente. No se ha cambiado una coma desde entonces.
    En definitiva se trata de una costumbre española que, fruto de una peculiaridad histórica y bajo el paraguas de la mayoría de los convenios colectivos, aceptamos sin prestar atención a sus consecuencias y descoloca en el resto de Europa cuando se comparan datos salariales.

    Existen al menos dos motivos por los que esta costumbre debería ser cuestionada.

    En primer lugar porque supone una MERMA DE LIQUIDEZ Y UN PRÉSTAMO A INTERÉS CERO que los asalariados hacen a su empleador, generalmente de manera no voluntaria.
    Veamos un ejemplo: sea un salario de 20.000 € brutos anuales sujeto a un 5% de cotizaciones sociales y a una retención por IRPF del 15%. De estas cifras resultan 12 mensualidades de 1.333,3 € netos. La costumbre quiere, sin embargo, que el pago se realice habitualmente en 14 mensualidades (una por cada mes, más las “pagas extraordinarias” de junio y diciembre). Por una parte, puesto que los pagos a la seguridad social tienen que efectuarse de manera mensual, cada mes debe afrontarse un pago equivalente al 5% de 20.000/12 en concepto de cotizaciones, es decir 83,3 € de enero a diciembre. Por otra parte se pagan retenciones por IRPF en proporción al salario bruto cobrado cada mes, el 15% de 20.000/14 que son 214,3 € mensuales que se duplican en junio y diciembre. El resultado es un salario neto “ordinario” de 1.131 € de enero a diciembre (20.000/14 menos 83,3 menos 214,3), más dos “pagas extraordinarias” de 1.214,3 € en junio y diciembre (20.000/14 menos 214,3, pues las cotizaciones sociales ya han sido prorrateadas en doce meses).
    ¿Por qué limitar la liquidez a 1.131 € al mes, en nuestro ejemplo, cuando en realidad tendrían que ser 1.333,3 €? Estamos hablando de renunciar a más de 200 € al mes de liquidez. Hay quien argumenta que la distribución del salario en catorce pagas permite a los hogares ahorrar sin percibir el esfuerzo y que constituyen un estímulo al consumo en fechas señaladas. Pero, ¿es realmente el fruto de una elección por parte de los asalariados o se trata simplemente de una costumbre impuesta de la que somos inconscientes?
    Curiosamente la SS tiene que echar últimamente mano del Fondo de Reserva precisamente para abonar las “pagas extraordinarias” de los pensionistas (en rigor es un problema de tesorería dado que no hay ingresos de cotizaciones pero sí compromisos de pagos).

    En segundo lugar, y quizás más importante, nos equivocamos en seguir empleando la expresión “gratificación” o “paga extraordinaria” a las dobles mensualidades de los meses de junio y diciembre. A MENUDO EL SIGNIFICADO DE LAS PALABRAS TERMINA POR DEFINIR NUESTRA MANERA DE PENSAR y esto puede llevar a equívocos insospechados que incluso hay que dirimir en los juzgados, pues las Normas sobre prestaciones tienen habitualmente (también en este asunto) una redacción poco afortunada.

    • Impecable, Nacho. Este es un ejemplo de cómo un buen comentario puede aportar tanto o más que el artículo en sí. Por mi parte solo añadir una observación.
      Las “pagas extraordinarias” realmente de extraordinario no tienen nada, ya que están regladas y pueden ser planificadas y previstas con mucha antelación, tanto…  [ ] La respuesta completa se comunica al lector por email (ref. 96566)

 

Comentarios y Consultas

Recuerde que esta página es independiente. No es una web oficial y no tiene relación con los Servicios Públicos de Empleo.

La dirección de email no será publicada, sirve para avisarle cuando haya respuestas a su comentario.

Se responden únicamente comentarios generales y dudas básicas referidas al artículo publicado, no consultas particulares.

* Al enviar su comentario acepta las normas de uso y privacidad (+info).

Esta página utiliza COOKIES. Si continúa navegando entendemos que acepta la política de uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar