Todo cambia. Tatuajes y búsqueda de empleo

Búsqueda de empleo y tatuajes

Los procesos de selección de personal cambian tan rápidamente como lo está haciendo la sociedad.   Hace años, llevar tatuajes restaba oportunidades de encontrar un trabajo.  Hoy puede puede suceder todo lo contrario.



El Dr Andrew R Timming es un sociólogo de la Universidad de St Andrews que investiga desde hace una década cómo evolucionan los procesos de selección de personal.

En el año 2013 publicó un estudio en la revista  “Work, Employment and Society” en el que analizaba el efecto que producía llevar tatuajes a la hora de buscar empleo.  Su conclusión fue que  “los tatuajes no son buenos para encontrar trabajo”.  

Después de entrevistar a gerentes y responsables de personal de sectores muy diversos, percibió que éstos evitaban contratar a personas que mostrasen tatuajes en partes visibles, sobre todo si era para empleos en puestos de atención al público.  No se trataba de un prejuicio personal, aclaraban, sino que a la mayoría de sus clientes les provocaba desconfianza ser atendidos por alguien que llevaba tatuajes.  Se identificaba tatuaje con actitudes violentas y conflictivas.

Hoy, en 2016, esa percepción ha evolucionado. El Dr Andrew ha publicado un nuevo estudio, presentado ante la Asociación Británica de Sociología, con algunas afirmaciones interesantes;  “En determinados empleos, llevar tatuajes puede aumentar las oportunidades de encontrar trabajo”.

En este informe se realizaron más de 200 entrevistas en las que se mostraban imágenes de personas que optaban a un puesto de trabajo, con y sin tatuajes (que eran suprimidos y añadidos manipulando las fotografías) y se les pidió que eligieran al candidato que en su opinión era más adecuado para determinados puestos.   En aquellos más formales, como camarero en un restaurante de lujo, la mayor parte de las personas prefirió al candidato sin tatuajes, pero para otras profesiones, como camarero en un local de ocio nocturno, se eligió a quienes llevaban tatuajes muy visibles.  Los tatuajes son ya muy habituales en sectores como la moda, el deporte, o la creación artística.  Se han popularizado y ya no transmiten una imagen de marginalidad, sino todo lo contrario:  son habituales en personajes famosos y símbolo de personalidad atractiva.   Se considera que transmiten una imagen de marca actual y son bien vistos en puestos de atención a un público cada vez más joven.  En Estados Unidos, el 38 % de los jóvenes entre 18 y 29 años declaró tener al menos un tatuaje.

¿Cuáles son los límites?  Los entrevistados aclararon, eso si, que determinados tipos de tatuajes con imágenes sexuales explícitas, enaltecimiento del fascismo y otras ideologías radicales, sectas, o relativos a drogas o violencia continuaban siendo inaceptables.  Por otro lado, hay sectores como el legal, financiero, o la salud en los que sigue habiendo resistencia a seleccionar a profesionales con tatuajes visibles o piercings, estándo estos últimos prohibidos en algunos trabajos por razones de seguridad o higiene.

Las personas que llevan tatuajes coinciden en que hay siete preguntas que no suelen faltar en su entorno:  ¿te dolió al hacertelo?,  ¿es de verdad?, ¿puedo tocarlo?, ¿te arrepientes de habértelo hecho? ¿qué significa este tatuaje?,  ¿no te preocupa cómo te quedará cuando seas más mayor?  y finalmente,  ¿no te parece que te puede perjudicar a la hora de buscar trabajo?.

Quienes llevan tatuajes recuerdan que les han preguntado por ellos en las entrevistas de trabajo y piensan que el tatuaje pudo ser el motivo de que finalmente no fueran elegidos. No necesariamente debe ser así.  Preguntar por el tatuaje es una excusa perfecta para que el entrevistador ponga a prueba la personalidad y capacidad de reacción del candidato ante una pregunta incómoda …  y en ocasiones es la respuesta la que falla.

 

Dos de nuestros artículos recientes te pueden resultar de interés: Las preguntas trampa en una entrevista de trabajo  y Consejos para superar con éxito la entrevista.
 

 

 


© Un artículo de Oscar de las Heras, coordinador. Actualizado el 23 de septiembre de 2016
 
Citapreviainem no es una web oficial ni depende de ninguna administración pública. Se trata de un foro gestionado por colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre con las disposiciones publicadas en los Boletines Oficiales, los Servicios Públicos de Empleo o con su asesor legal.

 

2 comentarios en “Todo cambia. Tatuajes y búsqueda de empleo

  1. Pues yo a alguien que me viniera a pedir trabajo teniendo tatuajes o piercing no lo cojo ni trabajandome gratis. La gente que lleva tatuajes, piercing o el pelo raro carecen totalmente de personalidad ya que entran por el aro de los que les inducen a hacer eso. Es decir, son como los borregos que les hacen ir por el camino que le interesa personalmente a quién les manda, diciéndoles QUE ES LA MODA….la moda del negocio para él, que se pone las botas vendiendo esa moda.

    • Todo es relativo. Si tiene una tienda de deportes y vienen a pedirle trabajo gratis, como usted dice, Sergio Ramos, Neymar, Fernando Torres o Cesc, lo mismo hasta les disculpa los tatuajes. Creo que el tatuaje ni da ni quita personalidad a quien lo lleva, pero es innegable que ha…  [ ] La respuesta completa se comunica al lector por email (ref. 108649)

 

Comentarios y Consultas

Recuerde que esta página es independiente. No es una web oficial y no tiene relación con los Servicios Públicos de Empleo.

La dirección de email no será publicada, sirve para avisarle cuando haya respuestas a su comentario.

Se responden únicamente comentarios generales y dudas básicas referidas al artículo publicado, no consultas particulares.

* Al enviar su comentario acepta las normas de uso y privacidad (+info).