¿No te han elegido después de la entrevista de trabajo? Aprovecha para aprender

No me han elegido en la entrevista de trabajo

“No eres lo que estamos buscando” es sólo una forma de decirte que no has sido el candidato elegido y tiene que motivarte para aprender y mejorar en el siguiente proceso de selección.


 

“No cumples con el perfil que buscamos” o “tenemos a otro candidato con más experiencia” son frases con las que te pueden comunicar que no eres el seleccionado para un determinado puesto de trabajo. No obstante, esto no se puede interpretar como un fracaso, sino como una forma de aprender de cara a otras futuras entrevistas.

Después de un proceso de selección, no ser elegido puede ser duro, pero hay que saberlo gestionar para que se convierta en aprendizaje útil. Supongamos que te habías preparado muy bien la entrevista y en la última fase te comunican que no te han elegido: ¿qué haces en ese momento?
 
No te frustres
 
Normalmente cuando una empresa finaliza el proceso de selección suele informar a los candidatos. Puede hacerlo por teléfono o por e-mail. Lo haga como lo haga no pierdas esta oportunidad para preguntar los motivos por los que tu perfil no ha encajado y qué podrías mejorar en su opinión; es más, si puedes, pide que te pasen con la persona que te entrevistó, para que te dé directamente su punto de vista. Siempre es recomendable intentarlo.

Dentro de las razones que te expliquen, es posible que no cumplas con los conocimientos técnicos, con la formación que se exigía en la oferta de empleo o que no tengas la suficiente experiencia. Otros motivos pueden estar más relacionados con tu carácter y personalidad que con tu cualificación y entonces son más subjetivos.

Te digan lo que te digan, nunca te enfades, incluso si no te dan argumentos o no son educados. Siempre da las gracias y si te sigue interesando esa compañía para trabajar, insiste en que guarden tu CV para cuando haya otras vacantes. Ante todo, no te lo tomes como algo personal. Las personas que están reclutando a los trabajadores no tienen la intención de hacer sentir mal a los candidatos, simplemente están cumpliendo con su obligación: encontrar al mejor empleado posible para un determinado puesto.

Si pasan 15 días o calculas que ya ha terminado el plazo que te dijeron, toma tú la iniciativa y contacta, por teléfono o por e-mail, con la persona que te entrevistó, para preguntarle si ya han decidido quién será el nuevo miembro del equipo y así, saber si te han rechazado o no.
 
Aprende del error
 
Una vez que tienes la respuesta del seleccionador de personal, toca realizar un trabajo de autocrítica: apunta lo que te han dicho y a continuación, añade lo que tú crees que podrías haber hecho mejor. Hazte algunas preguntas y repasa mentalmente la entrevista:
¿Llegaste tarde?, ¿criticaste a tus anteriores jefes?, ¿cómo abordaste el tema del salario?, ¿hiciste alguna pregunta que demostrara tu interés por esa organización?

Revisa los consejos para enfrentarte una entrevista de trabajo y valora con sinceridad si los has cumplido y si realmente te habías preparado la entrevista. Por ejemplo, informarse sobre la compañía, no mentir, una vestimenta adecuada y prepararse para responder cuestiones sobre tus aficiones, tus defectos o tus puntos fuertes y débiles es fundamental.
 
¿Estabas preparado para ese puesto?
 
A lo mejor, no es problema de preparación. Puede ser que no cumplieras con los requisitos que exigía ese cargo. Y por tanto, objetivamente, lo más justo haya sido que te hayan descartado. En ese caso, a partir de ahora, centra tus búsquedas en aquellos empleos que podrías desempeñar sin problemas, para los que cumples todos los requisitos.
 
No has perdido el tiempo
 
Toda entrevista es una experiencia y si además, consigues que te digan lo que has hecho mal habrás aprovechado la oportunidad. Hablar con tu entrevistador y agradecerle el tiempo que te ha dedicado refleja interés en esa compañía pero también en mejorar y eso siempre es valorable. Además, no es raro que a los candidatos que no hayan elegido en esta ocasión, los puedan recuperar en algún momento para otra oferta y si te diferencias del resto, con una actitud de constante aprendizaje y motivación, seguro que lo tendrán en cuenta.

 

 

Si la empresa te interesa mucho, mantén el contacto con ella a través de sus página web corporativa, blog, o perfiles en Linkedin, Twitter o Facebook. Es posible que en el futuro haya una nueva oportunidad laboral y estarás mucho mejor preparado para aprovecharla.

 

 

© Un artículo de María José Sánchez Gómez de Orgaz, periodista. Actualizado el 7 de diciembre de 2016
 
Citapreviainem no es una web oficial ni depende de ninguna administración pública. Se trata de un foro gestionado por colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre con las disposiciones publicadas en los Boletines Oficiales, los Servicios Públicos de Empleo o con su asesor legal.

 

 

Comentarios y Consultas

TODOS LOS MIERCOLES activamos el sistema para recibir consultas básicas en materia laboral, que vamos respondiendo a lo largo de la semana.

Recuerde que puede consultar la sección de DUDAS FRECUENTES, donde se responde a las 200 consultas más habituales.

Dudas Frecuentes (FAQ)