El Pacto de Toledo. ¿Cómo garantizar el sistema público de pensiones?

Comisión de seguimiento del Pacto de Toledo
 

 

 

El “Pacto de Toledo” es un acuerdo entre las principales fuerzas políticas que en 1995 surgió con objetivo garantizar el sistema público de pensiones en España.

Una Comisión del Congreso de los Diputados realiza desde entonces recomendaciones e informes para salvaguardar el Pacto. Ante esta Comisión ha comparecido la ministra de Empleo, Fátima Báñez, para debatir las reformas que necesita el sistema.

El Pacto de Toledo. Sus orígenes y objetivos

Fecha publicación: 23/11/2016
 
El Pacto de Toledo fue un compromiso aprobado en el Congreso de los Diputados el 6 de abril de 1995, en el que se analizaban los problemas estructurales de la Seguridad Social y las reformas que era imprescindible llevar a cabo para garantizar el modelo de pensiones.

El documento final ¹ analizaba la evolución del sistema de pensiones en España y las dificultades a las que se enfrentaba en 1995, en un entorno complicado por las elevadas tasas de desempleo, la crisis económica y el envejecimiento de la población. Todo ello se traducía en un descenso de los ingresos del sistema y al mismo tiempo, un incremento de los gastos.  Esta situación no es muy distinta de la que se vive en la actualidad, 20 años después del pacto.

El Pacto de Toledo supuso un esfuerzo y un compromiso de todos los partidos políticos. Más allá de los trabajos formales en el Congreso de los Diputados, los acuerdos se forjaron en reuniones que tuvieron lugar en la ciudad de Toledo, de donde toman el nombre los acuerdos. Uno de los compromisos que se alcanzaron y que no se ha logrado mantener era el de no utilizar las pensiones y su futuro en debates electoralistas.

En 2008 se creó una Comisión no permanente de Seguimiento y Evaluación de los acuerdos del Pacto de Toledo, para mantener su vigencia y realizar revisiones del mismo.

 

Algunas conclusiones y acuerdos que se alcanzaron en 1995 en el Pacto de Toledo.
 

  • Necesidad de separar las fuentes de financiación del sistema de pensiones. Es decir, que por un lado, las pensiones contributivas (las que se obtienen después de haber cotizado y cumplir unos mínimos) se paguen con lo que recauda la Seguridad Social a través de los impuestos a trabajadores y empresas; mientras que aquellas pensiones no contributivas (las que no llegan a unos requisitos mínimos y son de carácter asistencial) se financien a través de los Presupuestos Generales del Estado.
  • Mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones.   Por ley se deberá garantizar que los pensionistas mantienen su poder adquisitivo.
  • Constitución de reservas.  Para evitar los desequilibrios en los distintos ciclos económicos, se constituirá un sistema de reservas.  Así nació en el año 2000 en Fondo de Reserva de la Seguridad Social.
  • Equidad, contributividad y solidaridad del sistema.  Son tres conceptos que el Pacto considera fundamentales garantizar, aunque no sea fácil lograrlo. De forma paulatina, el sistema de pensiones debe reconocer su carácter contributivo, de modo que las prestaciones que se reciban en el futuro deben guardar proporción al esfuerzo de cotización que se ha realizado, pero estableciéndose tanto un tope máximo. El sistema al mismo tiempo será solidario con los más necesitados, a través de las prestaciones de carácter asistencial.
  • Mejoras de las bases de cotización
  • Financiación de los regímenes especiales.
  • Mejora de los mecanismos de recaudación. Simplificación e integración de régimen especiales. Integración de la gestión

 

Crisis del actual sistema de pensiones y reforma del Pacto de Toledo.

 
Nadie niega que el actual sistema de pensiones está en crisis y que es necesaria su reforma.


 

 
 

Con la crisis económica, la Seguridad Social gasta más de lo que ingresa. La elevada tasa de paro ha provocado que haya caído el número de cotizantes, pero además, la precariedad en el empleo hace que se reduzcan las cantidades aportadas por los que aún se mantienen en activo.  Las bases de cotización son menores por trabajos con sueldos más bajos, a tiempo parcial y de carácter temporal.  Por otro lado, las cotizaciones también quedan menguadas por las bonificaciones y reducciones que se han introducido para estimular la creación de empleo, como la tarifa plana para autónomos de 50 euros al mes, a la que se ha acogido un millón de cotizantes.

El déficit de la Seguridad Social (16.700 millones en 2015 y 18.000 en 2016)  ha provocado que desde el año 2012 el gobierno haya utilizado el Fondo de reserva para atender el pago de las pensiones y se estima que el fondo se quedará sin recursos en 2017.

Por primera vez en muchos años, parece inevitable que la Seguridad Social tendrá que buscar fuentes de financiación alternativas a las cotizaciones de los trabajadores y empresas, que ya son insuficientes para cubrir los gastos en prestaciones.

Además de haberse reducido los ingresos, los gastos continúan aumentando.  El incremento de la esperanza de vida en España  hace que cada vez se incorporen más pensionistas al sistema.

 

Comparecencia de la ministra de Empleo ante la Comisión del Pacto de Toledo

 
Con el empleo aun recuperándose, cobra especial importancia la primera comparecencia en esta legislatura de la ministra de Empleo y su predisposición a reunirse con grupos sindicales y representantes empresariales, para abrir un proceso de diálogo con todos ellos. La primera reunión de este tipo tuvo lugar el 17 de octubre de 2016 y uno de los objetivos que se marcaron fue la revisión cada cinco años del Pacto de Toledo y el compromiso de garantizar el sistema de pensiones, pero fue en la comparecencia del martes 22 de noviembre en la que la ministra informó de las medidas que quiere tomar el Gobierno, para que no se agote el Fondo de Reserva y el sistema público de pensiones quede garantizado.

Durante su discurso transmitió tranquilidad y afirmó que la recuperación del empleo y de la economía es la mejor garantía para el pago de las pensiones. Es decir, que la hucha de las pensiones podrá volver a llenarse con las nuevas afiliaciones a la Seguridad Social, porque según Fátima Báñez, ha sido la falta de trabajo lo que ha llevado a este desequilibrio en las cuentas de la Seguridad Social.

Como propuestas concretas, estas son las medidas que quiere poner en marcha el Gobierno:

  • Transformar las reducciones de cotización a la Seguridad Social en bonificaciones y avanzar en la separación de fuentes de financiación. Esto quiere decir que de los Presupuestos Generales del Estado se tendrían que pagar las tarifas planas de cotización y pensiones de viudedad y orfandad.
  • Una distribución más equitativa del esfuerzo contributivo entre regímenes.
  • De momento, la solución de crear un nuevo impuesto para hacer frente al gasto de las pensiones parece estar descartada.

La  ministra pide el máximo consenso en estas reformas necesarias y considera que el diálogo está abierto.En posteriores sesiones de esta Comisión, está previsto que participen representantes sindicales. (La página web del Congreso informa que podrían ser llamados a comparecer miembros de CCOO, UGT, CEOE y CEPyME).

 

Recuperación del Pacto de Toledo

 
Los sindicatos piden desde hace tiempo la recuperación del Pacto de Toledo porque consideran que las pensiones se han visto afectadas por la crisis. Tanto ellos como los grupos en la oposición han hablado de “ruptura del pacto”, como consecuencia de las políticas contra la crisis que sobre todo los últimos gobiernos del PP pusieron en marcha como la reforma laboral.
 

¿Qué opina la oposición?

Tanto  la portavoz del PSOE, Mercè Perea, como la de Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea, Aina Vidal, afirmaron en la comparecencia de la ministra que el uso del Fondo de Reserva en estos años había sido irresponsable.

La representante socialista criticó a la ministra que durante este tiempo no hayan recurrido a la Comisión para pedirles su opinión y puso en duda que pueda haber tranquilidad en el tema de las pensiones, tras las reformas que hizo el Gobierno de Mariano Rajoy, cuando con estas mismas “una persona a partir del 1 de enero de 2019 ya no va a saber cuál es la pensión que se le puede reconocer”. Puso en duda que con las nuevas cotizaciones a la Seguridad Social se resuelva el déficit. Sin embargo, también afirmó que el grupo socialista participará de ese diálogo social para las futuras revisiones del Pacto de Toledo.

En su programa electoral, el PSOE llevaba como medidas para solucionar el problema del déficit derogar la legislación aprobada relacionada con las pensiones: el Real Decreto – ley 5/2013, la Ley 23/2013, así como la nueva regulación de las Mutuas (Ley 35/2014).
 

Propuestas que se podrían estudiar

Por su parte, el presidente de Gobierno Mariano Rajoy afirma que se pueden considerar las siguientes propuestas de Podemos: suprimir los regímenes especiales de cotización para los nuevos afiliados, aumentar las pensiones no contributivas y eliminar el tope máximo a las cotizaciones en los salarios altos.
 

Los sindicatos

UGT y CC.OO están de acuerdo en solucionar el desequilibrio mediante ingresos que procedan de los Presupuestos Generales del Estado. UGT propone, por ejemplo, eliminar las bonificaciones a la contratación de las empresas. Pero consideran que las reformas deben hacerse desde el consenso de todos.

Tras la comparecencia de la ministra de Empleo en la Comisión y su reunión con sindicatos y empresarios parece que se ha abierto un nuevo marco para el diálogo, favorecido por una situación política en la que los pactos son, además de recomendables, imprescindibles para sacar adelante cualquier reforma.
 
Un artículo de María José Sánchez Gómez de Orgaz y Oscar de las Heras.
 
Documentación:

 

Un artículo de la redacción de citapreviainem.es

Abogados, graduados sociales y redactores especialistas en derecho laboral.

Si te ha parecido interesante, comparte este artículo en tus redes sociales
Citapreviainem no es una web oficial ni depende de ninguna administración pública. Se trata de un foro gestionado por colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre con las disposiciones publicadas en los Boletines Oficiales (legislación española), los Servicios Públicos de Empleo o con su asesor legal.

 

Hay 2 comentarios en “El Pacto de Toledo. ¿Cómo garantizar el sistema público de pensiones?

  1. HOLA, ESTUVE TRABAJANDO DURANTE 3 AÑOS CON CONTRATO DE FORMACION, AL EXTINGUIRLO ME QUEDE EN PARO Y SOLICITE MI DESEMPLEO, EL CUAL ME CORREPONDE DURANTE 12 MESES, HE COBRADO DOS MESES, PERO ME SALIO UN TRABAJO DE UNOS 6-7 MESES PARA CUBRIR UNA BAJA POR MATERNIDAD, ENTONCES MI DUDA ES, CUANDO AHORA EN AGOSTO FINALIZE LA BAJA POR MATERNIDAD, TENDRIA QUE REANUDAR EL DESEMPLEO QUE DEJE PARADO Y COGERME LOS 10 MESES QUE ME CORRESPONDEN, PERO ¿LAS COTIZACIONES DE ESTOS 7 MESES TRABAJADOS CUBRIENDO LA BAJA, SE ME QUEDAN GUARDADAS PARA FUTURAS PRESTACIONES?Y EN ESE CASO SE QUEDAN GUARDADAS HASTA PODER JUNTAR 365 DIAS PARA PODER SOLICITAR DE NUEVO OTRO DESEMPLEO NO?

    • Buenos días. Cuando comunique a la oficina de empleo que ha terminado su contrato, reanudará el cobro de la prestación, cobrando lo mismo que antes y con los días que tenía pendientes. Las nuevas cotizaciones de los 7 meses, se guardan para que en el futuro pueda pedir otra vez…  [ ] Se responde al lector por email (ref. 132657)

 

Comentarios

Esta página es independiente. No es una web oficial y no tiene relación con los Servicios Públicos de Empleo.

* Al enviar su comentario acepta las condiciones de uso y privacidad (+info).