Los bancos tendrán que devolver todo lo cobrado de más por las cláusulas suelo

Tribunal de Justicia de la Unión Europea, clausulas suelo
 

 

 

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha fallado a favor de que los bancos tengan que devolver, con efecto retroactivo, todo lo cobrado por las “cláusulas suelo” de las hipotecas.

El impacto sobre el sistema financiero español va a ser demoledor, entre 5.000 y 7.600 millones de euros.   Más de tres millones de familias tienen cláusulas suelo en las hipotecas de sus viviendas.


 

Los bancos comienzan la negociación con los clientes afectados por las cláusulas suelo.

 
(20/02/2017) A partir del 21 de febrero se podrán reclamar las cláusulas suelo en cualquiera de las entidades bancarias. Así lo estableció el gobierno, tras la publicación en el BOE de un Real Decreto-ley para proteger a los consumidores en materia de cláusulas suelo, que daba un mes de plazo para que estas medidas se pusieran en marcha. Esto supone que cada entidad deberá contar este miércoles, cómo máximo, con un mecanismo para recibir y tratar las reclamaciones.

CaixaBank tiene disponible en su web un formulario para solicitar la devolución de la cláusula suelo desde el día siguiente a la publicación del Real Decreto-ley. Otras entidades, como Sabadell y Liberbank, comienzan hoy 20 de febrero de 2017 a atender a los afectados por este tipo de cláusulas, Banco Popular o Avanca comienzan a atender estas reclamaciones a partir de mañana, y el resto de entidades, a partir del miércoles.
 

Sentencia de la Justicia Europea sobre cláusulas suelo en las hipotecas.

 
Hoy miércoles 21 de diciembre se ha conocido la esperada sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que es favorable a los consumidores y asesta un duro golpe al sistema bancario español.

El TJUE considera que los bancos deben devolver todo lo cobrado de más a sus clientes por cláusulas suelo en las hipotecas, con plenos efectos retroactivos desde el comienzo del préstamo. El Tribunal Supremo Español ya había condenado estas cláusulas, pero fijó un límite en el tiempo a la hora de tener que devolver lo indebidamente cobrado: el 9 de mayo de 2013, de modo que los bancos tan solo estaban obligados a devolver lo cobrado después de esa fecha, pero no lo anterior.

Ahora, la justicia europea declara que esa limitación en el tiempo es contraria a las normas comunitarias:  “tal limitación de tiempo resulta una protección de los consumidores incompleta e insuficiente que no constituye un medio adecuado y eficaz para que cese el uso de las cláusulas abusivas”, declara el TJUE.  Los bancos tendrán que devolver todo lo cobrado. Según un informe del Banco de España, más de 5.000 millones de euros que cobraron a sus clientes antes del 9 de mayo de 2013.

 

¿Qué son las “clausulas suelo” de las hipotecas y por qué son abusivas?

 
Las “cláusulas suelo” son un tipo de cláusulas que hasta hace bien poco eran  frecuentes en las hipotecas de interés variable. El tipo de interés de estas hipotecas está referenciado al Euribor (una media de intereses europeos) y este tipo fluctúa constantemente.  


 

 
 

De esta forma, el recibo de hipoteca que el consumidor paga cada mes a su banco puede subir o bajar, en función de la evolución del Euribor.  Si sube el Euribor, el consumidor paga más por su hipoteca todos los meses, pero si el Euribor baja, el recibo también se reduce … o se debería reducir, si no existieran las “cláusulas suelo”.  Con ellas, los bancos ponen un punto a partir del cual, por mucho que el tipo baje, el consumidor no verá ya reducido su recibo de hipoteca. Es el llamado “suelo”.

Durante la última década el Euribor no ha hecho más que descender.  En el año 2.000 el Euribor era de casi un 4%, en 2005 un 2,31 %, en 2010 un 1.23% y en 2015 un 0.29%. Esta bajada constante de los tipos de interés debería haber beneficiado a los consumidores, al tener que pagar menos por su hipoteca, pero cuando iban a reclamar una reducción de sus recibos al banco, se topaban con la existencia de las “cláusulas suelo”, que les impedían beneficiarse de la reducción de tipos. El problema es que muchos consumidores no fueron correctamente informados de estas cláusulas, que además se consideran abusivas, pues solo benefician a una parte del contrato, el banco.

Ejemplo:

Supongamos que una hipoteca tiene su interés variable en el Euribor +1 punto.  Si el Euribor en 2000 era del 3.9 %, el tipo de esa hipoteca sería de un 4.9 % % ( 3.9 % + 1%).  Si en los años siguientes se reducía el Euribor hasta llegar a un 0.29% (2015), al final el consumidor debería pagar un interés 1.29% (0.29 + 1%), lo que serviría para reducir mucho su recibo de hipoteca mensual… si no existiera una cláusula suelo como esta:

Ejemplo de cláusula suelo

Con este tipo de “cláusula suelo”, el banco se asegura que pase lo que pase el tipo no bajará del 3%, aunque con las reglas de cálculo del interés variable le hubiera correspondido un 1.29%.

Las diferencias entre lo que hubiera correspondido pagar sin cláusula suelo y lo que realmente los consumidores pagaron supone, en toda España, más de 7.000 millones de euros.  Algunas familias hubieran podido ahorrar miles de euros al año y por ello se sucedieron las demandas contra los bancos. Organizaciones de consumidores, como ADICAE, han creado simuladores para calcular cuánto deberían devolver los bancos.

 

La sentencia del Tribunal Supremo español de 5 de mayo de 2013

 
El Tribunal Supremo declaró en su sentencia de 5 de mayo de 2013 (pdf) , lo siguiente:

Las cláusulas analizadas, no son transparentes ya que alta información suficientemente clara, se insertan de forma conjunta con las cláusulas techo y como aparente contraprestación de las mismas, no hay información de coste comparativos de otras modalidades de préstamo y los bancos las colocan entre una abrumadora cantidad de datos entre los que quedan enmascaradas y que diluyen la atención del consumidor.

 

Además, se trata de cláusulas abusivas, ya que únicamente suponen un beneficio para una de las dos partes, el banco.  Como consecuencia de todo ello, el Tribunal Supremo prohibió su utilización en lo sucesivo. Consideró que los contratos de hipoteca vigentes seguirían siendo válidos, pero sin tener en cuenta le existencia de dichas cláusulas, que se tendrían por no puestas.

El Supremo, sin embargo, señaló que la sentencia no tendría efecto retroactivos, es decir, que los bancos no deberían devolver a los consumidores lo indebidamente cobrando con anterioridad.  Uno de los argumentos que utilizó indicaba lo siguiente:

Tribunal Supremo (2013): “Es notorio que la retroactividad de la sentencia generaría el riesgo de trastornos graves con trascendencia al orden público económico.”

 

¿Qué sucederá a partir de la sentencia europea?

 
Como ya advertía en 2013 el Tribunal Supremo, devolver todo lo indebidamente cobrado por los bancos va a tener un impacto importante en el sistema financiero español. Conscientes de lo que podía pasar, desde 2013 los bancos han tratado de alcanzar acuerdos particulares con los afectados para eliminar las cláusulas suelo y obtener de ellos un compromiso de no litigar, a cambio de compensaciones económicas o mejoras en las condiciones de las hipotecas, pero aún así, se prevé que habrá un aluvión de demandas.

Las organizaciones de consumidores y diversos bufetes de abogados ya han puesto en marcha la maquinaria para canalizar todas las reclamaciones, exigiendo la devolución de todo lo pagado por cláusulas suelo desde el inicio de los prestamos hipotecarios.  Una de las peticiones de los consumidores es que estas devoluciones se hagan de oficio, sin necesidad de pleitear en los tribunales.

Más información:
 

  • ADICAE
  • Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)
  • FACUA Consumidores en acción
  • Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea TJUE (pdf)

    © Un artículo de Oscar de las Heras. Actualizado el 20 de Febrero de 2017
     
    Citapreviainem no es una web oficial ni depende de ninguna administración pública. Se trata de un foro gestionado por colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre con las disposiciones publicadas en los Boletines Oficiales (legislación española), los Servicios Públicos de Empleo o con su asesor legal.

     

  •  

    Comentarios

    Esta página es independiente. No es una web oficial y no tiene relación con los Servicios Públicos de Empleo.

    * Al enviar su comentario acepta las condiciones de uso y privacidad (+info).