¿Estar sobrecualificado es un problema para encontrar trabajo?

La sobrecualificación en el trabajo

Si no estás suficiente formado es una desventaja a la hora de encontrar ciertos trabajos, pero estar sobrecualificado también lo es en otros.

En momentos de crisis económica ¿qué se puede hacer para que no te rechacen por tener más requisitos de los que exige el puesto?


 

La sobrecualificación

Desde que empezó la crisis económica ha aumentado el número de personas que están ocupando puestos de trabajo para los que en realidad tienen más formación. Asempleo, la asociación que agrupa a empresas de trabajo temporal y agencias de colocación,  publicó un informe¹ en febrero de este año en el que alertaba de esta situación: al menos la mitad del empleo que se ha creado durante la recuperación económica, es sobrecualificado.

Se considera que un trabajador está sobrecualificado cuando realiza tareas que habitualmente están por debajo del nivel de formación que tiene el trabajador.   

¿Cómo se ha llegado a esto?

Siempre se ha dicho que cuanta más formación tengas mejor. La nueva generación de trabajadores está más formada que la anterior, ya que una gran parte cuenta ya con estudios universitarios superiores y además ha pasado temporadas en el extranjero. Se suponía que esto iba a garantizarles la entrada directa en el mercado laboral pero las circunstancias económicas no lo han permitido. La crisis económica disparó la tasa de desempleo y viendo que la situación no mejoraba, muchos trabajadores (no sólo los más jóvenes) han tenido que intentar otras opciones para encontrar un empleo.

 

 

Cuando la búsqueda de empleo se prolonga mucho en el tiempo sin resultados, quien se encuentra en paro rebaja sus expectativas y  comienza a enviar el curriculum a todo tipo de ofertas de trabajo, incluso si no se ajustan a su perfil perfil. Esto se puede explicar más fácil con un ejemplo:

Mario es psicólogo, habla inglés y francés y tiene un máster en Recursos Humanos. Sin embargo, hace ya cuatro años que acabó la carrera y no termina de estabilizarse en un trabajo. Al principio tuvo contratos en prácticas pero la empresa no le incorporó a la plantilla (no había dinero, le dijo la empresa). Por eso, además de seguir presentado su candidatura para puestos que exigen la titulación en Psicología o Recursos Humanos, también está echando currículos en otros tipo de trabajos que no exigen  la formación específica que él tiene. La última oferta de este tipo a la que se presentó fue para un empleo como comercial telefónico de una compañía de seguros.

Si un trabajador, como Mario, necesita trabajar en una empresa para un puesto en el que no son necesarios sus conocimientos específicos y la compañía lo contrata, podría pensarse que ambos salen ganando. El problema llega cuando las empresas no quieren contratar a empleados sobrecualificados.

 

¿Por qué las empresas evitan tener trabajadores con un exceso de formación?

Desde el punto de vista del empresario, contratar a alguien que tiene estudios superiores e idiomas pero en cambio no tiene mucha experiencia en el puesto que necesitan cubrir es un problema. Siguiendo el ejemplo de Mario, puede que el responsable que tiene que decidir si le contrata se plantee las siguientes cuestiones:

  • Objetivamente, analizando su curriculum, Mario no tiene experiencia en el mundo comercial y de los seguros. Es cierto que ha trabajado en el trato directo con el cliente gracias a sus prácticas como psicólogo pero si no ha trabajado en el sector es posible que sea rechazado.
  • Por otro lado, el experto en Recursos Humanos también puede creer que Mario está desesperado y lo que quiere es encontrar un trabajo lo antes posible, pero que a la mínima oportunidad de encontrar otro trabajo que le guste más o esté mejor pagado, se irá.
  • Algunas personas, a la hora de formar equipos de trabajo, son reacias a tener trabajadores con más formación que ellos.
  • La empresa puede considerar que Mario, en un futuro, les pedirá aumentos de sueldo o mejores condiciones laborales, argumentando su formación académica.

 

¿Qué se puede hacer?

Está claro que cuando no llueven las ofertas de trabajo, hay que plantearse todas las opciones, incluso la de trabajar en empleos de categoría inferior. El problema es que a veces se confunde el estar sobrecualificado con el ser apto para un determinado puesto de trabajo. Es decir, por mucho que alguien tenga un máster, una carrera y tres idiomas, si nunca ha sido camarero, por ejemplo, difícilmente podrá entrar a trabajar en un restaurante.

Hay que tratar de presentarse como candidato a aquellas ofertas para las que mejor se adapta tu perfil profesional. Ahora bien, si urge trabajar y se está dispuesto a realizar un tipo de tareas para las que no se necesita tanta formación, es lícito intentarlo. Para ello, te planteamos estas recomendaciones:

  • No mientas en tu currículum eliminando estudios o experiencias laborales. Los expertos en Recursos Humanos no lo recomiendan. Sin embargo, siempre es imprescindible adaptar la candidatura al puesto de trabajo que te ofrecen, poniendo énfasis en la experiencia, habilidades y capacidades que más puedan conectar con la oferta de empleo.
  • La carta de presentación en estos casos es muy importante. Explícales por qué te interesa trabajar en esa empresa y qué es lo que puedes aportar. Describe tus habilidades y los rasgos de tu personalidad que más pueden encajar con ese puesto. Y por supuesto, que se vea tu entusiasmo por trabajar en esa compañía.

Siguiendo el ejemplo inicial,  Mario puede argumentar que su experiencia de psicólogo puede ser útil a la empresa para captar clientes, ya que además sabe escuchar y está acostumbrado a tratar con la gente. En su trabajo como comercial, su formación le puede ayudar a la hora de clasificar a los potenciales clientes y ofrecerles productos personalizados que se ajustan mejor a sus necesidades.

En definitiva, aunque lo ideal sea ceñirse en la búsqueda de empleo a los puestos para los que uno está preparado (sobre todo para evitar la frustración de que no te llamen), también se pueden valorar otros trabajos, adaptando siempre el perfil profesional y sabiendo que pese a tu formación, será necesario un esfuerzo adicional para adquirir nuevos conocimientos y adaptarse.

 

Más información:  ¹ Nota de prensa de ASEMPLEO
 
También te puede interesar:

 

 

 

© Un artículo de María José Sánchez Gómez de Orgaz, periodista. Actualizado el 29 de agosto de 2016
 
Citapreviainem no es una web oficial ni depende de ninguna administración pública. Se trata de un foro gestionado por colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre con las disposiciones publicadas en los Boletines Oficiales, los Servicios Públicos de Empleo o con su asesor legal.

 

5 comentarios en “¿Estar sobrecualificado es un problema para encontrar trabajo?

  1. Buenas tardes.
    Mi pregunta es la siguiente, creo que voy a tener derecho a la ayuda del INEM para mayores de 55 años, pero quiero saber si mi novio y yo decidimos hacernos pareja de hecho, si yo seguiría teniendo derecho a ésta ayuda. Gracias

    • Hola, dependerá de si sigue cumpliendo los requisitos que puede ver en el artículo sobre el > subsidio para mayores de 55 años (+ info). Normalmente no suele afectar, salvo que tengan hijos en común, que entonces se tendrán sus ingresos a la hora de ver la unidad familiar.  [ ] La respuesta completa se comunica al lector por email (ref. 107000)

  2. Hola, buenos días. Les pido disculpas si este no es el artículo más adecuado donde realizar mi consulta.

    Es respecto al contrato en prácticas: he estado contratado con este tipo de contrato durante seis meses y no he renovado. A los pocos meses me han hecho otro contrato en prácticas por otros seis meses en otra empresa diferente pero con la misma categoría laboral y mismas funciones que en el anterior contrato en prácticas. Mi duda surge cuando se me acabe este nuevo contrato y si renuevo si deberán de subirme el sueldo ya que me están pagando el mínimo posible (60% del salario que correspondería a un trabajador en el mismo puesto, el SMI me están dando). Por tanto, si deberían subirme al 75%.

    Ya que han sido dos contratos diferentes y en empresas diferentes no sé si computa el año completo que he estado con este tipo de contrato o solo computaría los últimos seis meses que he estado en esta última empresa y debería de estar otros seis meses para que me lo subieran.

    Gracias. Un saludo.

 

Comentarios y Consultas

Recuerde que esta página es independiente. No es una web oficial y no tiene relación con los Servicios Públicos de Empleo.

La dirección de email no será publicada, sirve para avisarle cuando haya respuestas a su comentario.

Se responden únicamente comentarios generales y dudas básicas referidas al artículo publicado, no consultas particulares.

* Al enviar su comentario acepta las normas de uso y privacidad (+info).