La tarjeta de presentación: ¿sigue siendo útil en la búsqueda de empleo?

Tarjetas de visita y búsqueda de empleo
 
 

Imagina que tienes una oportunidad de encontrar empleo, hablando con alguien que puede recomendarte a un conocido para un puesto de trabajo. ¿Desaprovecharías la ocasión por no tener un currículum en ese momento?.

Lleva siempre contigo tus tarjetas de visita.

 

Cómo puede ayudarte a encontrar empleo una tarjeta de presentación

 
Una tarjeta de presentación es lo que comúnmente conocemos como “tarjeta de visita”, y estamos acostumbrados a que lo lleven empresarios, autónomos, directivos, pero ¿por qué no puedes llevar tú una de estas tarjetas?

“No puedes llevar el currículum a todos lados, pero si puedes llevar una tarjeta de presentación y marcar la diferencia.”

En tu caso, esta tarjeta dejará clara tu profesión, tu nombre y la forma de contactar contigo, ya sea por teléfono, correo electrónico, a través de tu web si la tuvieses o por las redes sociales. Es una forma de tener siempre a mano algo que entregar si se presenta la oportunidad.

No quiere decir que haya que olvidarse del resto de formas que hay para buscar empleo, sino que puedes compaginarlo, cuantas más formas de darte a conocer, más opciones tendrás a la hora de buscar empleo. Por eso no debes dejar de lado la búsqueda en portales de empleo, la elaboración de una buena carta de presentación o las diferentes formas de preparar una entrevista.

Todo esto puede servir especialmente en las ferias de empleo o a través del networking, es decir, ofreciendo tu tarjeta a contactos que puedan conocer a alguien que oferte un empleo o entregándola en los stands de las ferias junto a tu currículum.

Cómo entregarás tu tarjeta en mano, recuerda que lo que digas será determinante, prepara tu presentación e intenta conseguir ese trabajo o esa recomendación.

 


 

 
 

Qué debe contener tu tarjeta de presentación

 

Tarjeta de presentación: otro método de búsqueda de empleo

 

Para diseñar una tarjeta de presentación que te ayude a llamar la atención de un posible empleador o de alguien que pueda hacerle llegar tu tarjeta será necesario que la tarjeta contenga una serie de datos, además de un formato adecuado.

 Datos.  En este caso los datos son la parte más importante de tu tarjeta ya que es lo que debe llamar la atención. La tarjeta de presentación deberá contener:

  • Nombre y apellidos
  • Profesión
  • Teléfono, correo electrónico, ciudad y redes sociales profesionales (Linkedin, Bebee, etc)

Hay que destacar la importancia de dar un nombre específico a tu profesión, por ejemplo, en lugar de poner Administrativo, poner Gestión administrativa, atención personalizada. Esta frase es la que mostrará el puesto en el que quieres continuar desempeñando tu trabajo, por lo que cuanto más específico o completo, mejor.

Formato. Las tarjetas de presentación suelen tener un tamaño estándar de 85×55 mm, y su orientación es horizontal.

 

¿Es necesario contratar a un profesional para que realice el diseño?

 
En realidad es opcional, ya que lo que necesitamos es un diseño sencillo que resalte los datos de la tarjeta, y al no ser una empresa no tenemos un logotipo que añadir.

Según el tipo de empleo que realices puedes centrarte más o menos en el diseño de tu tarjeta de presentación, sin embargo, si no trabajas en un sector creativo, puede ser suficiente una tarjeta sencilla, con un fondo blanco y con los datos de contacto, profesión y nombre.

Esto no quiere decir que deba tratarse de letras negras sobre un fondo blanco sin más, ya que se puede añadir algún icono o símbolo, alguna línea o probar distintos colores o tamaño de letra para destacar la profesión y el nombre, por ejemplo. En cualquier caso, las tiendas físicas o por internet, suelen tener diseños predeterminados que puedes utilizar.

Por tanto, puedes realizar tú mismo el diseño o dejarlo en manos de un profesional, recuerda que diseñar una tarjeta de presentación es algo parecido a diseñar tu currículum. El coste es bajo, ya que no deja de ser una impresión. Se puede solicitar por internet o en una tienda dónde impriman en este tipo de formato, o incluso se pueden imprimir desde casa.

 

Virtual Business Ecards: las tarjetas digitales de presentación

 
Otra opción dentro de las tarjetas de presentación son las tarjetas virtuales o en internet, dónde puedes añadir además de tus datos básicos, tu currículum, experiencia e incluso una carta de presentación.

Existen numerosas webs con plantillas que te permiten crear tu propia tarjeta de presentación virtual de modo muy sencillo.

Unas incluyen el propio nombre al final de la dirección web, como en About.me.  Este es un ejemplo real de tarjeta virtual:  https://about.me/shannonsnow .  Como puedes ver, incluye información muy básica: nombre, apellidos, profesión, una breve descripción y los enlaces a sus redes sociales profesionales, como Linkedin.  Su fuerza reside en que además de la imagen, que puede ser importante en determinadas profesiones,  si tienes una página web propia puedes añadir un botón de enlace para que se visite.

 

Business ecard

 

En otras Business ecards, podrás enlazar a un dominio que contenga por ejemplo tu nombre, cómo www.nombreapellido.com. En este caso tendrías que comprar el dominio,  pero existen servicios de hosting que los ofertan por menos de un euro al mes, con el espacio suficiente para tu página web.

La ventaja de las business ecards es que permiten centrar en un solo punto toda la información relevante para que alguien pueda conocer tus logros, tu trayectoria profesional y lo que puedes ofrecer.

 

Otros artículos que te pueden interesar

  • Cómo hacer un currículum “sin experiencia laboral” en 4 pasos
  • Frases que nunca deberías utilizar en tu currículum
  • 10 claves para enviar tu currículum por email
  • Como buscar y encontrar trabajo en twitter
  •  


    © Un artículo de Equipo de redacción. Actualizado el 7 de Febrero de 2017
     

     

     
    Citapreviainem no es una web oficial ni depende de ninguna administración pública. Se trata de un foro gestionado por colaboradores independientes. No se comparten necesariamente las opiniones de los autores de cada artículo. Toda la información tiene un carácter meramente orientativo. Confírmela siempre con las disposiciones publicadas en los Boletines Oficiales, los Servicios Públicos de Empleo o con su asesor legal.

     

    Hay 4 comentarios en “La tarjeta de presentación: ¿sigue siendo útil en la búsqueda de empleo?

    1. Hola buenas tardes me gustaria informarme sobre mi pregunta.Tengo que cumplir 54 años mi pregunta es ,hace dos meses que me despidieron del trabajo.Estaba trabajando en el servicio domestico ahora estoy sellando el paro.Tengo derecho a cobrar desempleo o otras prestaciones? gracias.

      • Buenas tardes. El régimen de trabajadores del hogar no cotiza por desempleo y por lo tanto no se puede cobrar el paro. Podría si anteriormente tenía cotizaciones acumuladas o interrumpió una prestación. Lo explico en este artículo > paro empleadas de hogar (+info). Un saludo  [ ] Se responde al lector por email (ref. 122239)

    2. Hola:
      Cobro el subsidio para menores de 55 años desde Junio de 2016. En agosto de 2016 liquidé una sociedad limitada que mantenía sin actividad y resultó dicha liquidación por importe de 12.800€ a repartir entre mi esposa y yo al ser ambos socios al 50%. El capital social era de 3.005€. Solamente había 1.800€ de efectivo y el resto valoración de mobiliario y un vehículo usado. Mi creencia era que tenía que hacer la declaración de rentas al transcurrir un año, y dado que tenía una pérdida patrimonial de febrero de 2016 de 3.500€, no iba a superar la renta mínima. Mi sorpresa es que al parecer hay que comunicarlo mes a mes cuando se supera en dicho periodo la renta. Quisiera saber si me extinguirán el subsidio o me lo suspenderán. He obrado de buena fé y he acudido al SEPE a comunicarlo esta semana, pero me dicen que hasta la declaración de los datos de renta a presentar este año no saben nada puesto que Hacienda aún no les ha volcado los datos y no me lo pueden decir. Me crea indefensión porque si me extinguen el subsidio dentro de unos meses y me obligan a devolver lo percibido, no lo sabré hasta dentro de unos meses. El funcionario me ha sellado un escrito el que consta que he comunicado unos datos cuyo resultado no puede ser calculado. Aún así, lo he hecho fuera de plazo del mes en que he hecho la liquidación de la sociedad y superado el límite de ingresos mensuales que me era desconocido. De haber optado por mantener inactiva la sociedad, nada de esto se hubiera producido y de aquí a unos años el valor patrimonial hubiera sido mínimo, lo que creo que demuestra mi buena fé. Les ruego me indiquen que decisión podría adoptar el SEPE y mis posibilidades de defensa ante la misma. Gracias por su tiempo. Reciban un cordial saludo.

      • Consulta de asesoramiento profesional.  [ ] Se responde al lector por email (ref. 121864)

     

    Comentarios

    Esta página es independiente. No es una web oficial y no tiene relación con los Servicios Públicos de Empleo.

    * Al enviar su comentario acepta las condiciones de uso y privacidad (+info).